¿Recuerdan el Concorde con Livery de Pepsi?

Tiempo de lectura: 2 minutos

Quizá muchos en la década de 1990, recordarán haber visto alguna fotografía de un Concorde con la esquemática de Pepsi que, literalmente, le doy la vuelta al mundo. Y es que en esos tiempos, específicamente en 1996, el gigante refresquero se encontraba en una evolución de marca y posicionamiento global.

  • NOTA: Si no puedes ver el video, da click aquí.

La apuesta mercadológica de Pepsi, en los 80’ y 90’, fue brutal, vimos a celebridades, películas y comerciales que portaban la marca que se volvieron todo un hit. Ustedes recordarán que el astro de la música Michael Jackson lucía mucho la marca en sus conciertos, comerciales, y un sinfín de cosas. Si nos remontamos una década atrás, nos encontramos con el filme “Back To de Future”, que también fue auspiciado por Pepsi.

Sin embargo, el poner el livery (esquemática) en algún Concorde, no era tarea sencilla. Inicialmente a Pepsi le costó la “ligera” cantidad de $500 millones de dólares de la época, que sencillamente, era relativamente bajo a comparación de lo que le costaba a Pepsi que Michael Jackson anunciara la marca.

Pepsi se sentó con dos operadores importantes del Concorde, por un lado British Airways, y por otro Air France. Al final, el contrato lo ganó la aerolínea francesa y se comenzaron los trabajos de pintura, y no stickers como hoy en día se utiliza.

Luego de que el avión saliera del taller de pintura fue puesto en operación durante dos semanas, entre los meses de marzo y abril de 1996, realizando una operación de 16 vuelos en total, mostrando un livery que, al día de hoy, lo recordamos.

Como podrán apreciar en las imágenes, el avión lucía los colores blanco, azul y rojo, tonos ahora distintivos para todos. Sin embargo, existía un problema: “la fricción”. Como saben el Concorde es un avión comercial de pasajeros supersónico, que alcanzaba velocidades de Mach 2, equivale a dos veces la velocidad del sonido. Esto con la fricción entre el fuselaje y las partículas del aire, hace que se caliente demasiado el fuselaje y se expanda. Es por ello que los colores del mítico Concorde siempre fueron blancos utilizando pinturas reflectantes, para evitar un sobrecalentamiento en la superficie.

Sin embargo, el azul hacía que la temperatura del casco aumentara abruptamente y esto provocó que durante la operación de este avión, los pilotos solo podían volar a Mach 2.0 durante 20 minutos a la vez, y luego reducirlo a Mach 1.7, velocidad que no tenía restricciones. Así fue por dos semanas, y a Air France, no le importó mucho.

Este Concorde matrícula F-BTSD fue entregado a Air France septiembre de 1978 y operó 25 años para la aerolínea. Fue en el año del 2003 que este avión fue retirado de la flota de Air France y puesto en el Museo de Le Bourget, Le Musee de l’Air et de l’Espace.

¿Alguien de ustedes abordó alguna vez el Concorde o tuvo alguna experiencia con el avión? Los leo en los comentarios.

  • author's avatar

    By: Roberto Mtz Armendáriz

    Periodista independiente con más de 10 años de experiencia en los medios de comunicación. Ha participado en varios proyectos de casas radiodifusoras como titular de noticieros en FM (Grupo Radiorama) y ha sido Jefe de Información de varios periódicos mexicanos. También, es Piloto Aviador Privado y Oficial de Operaciones de Aeronaves.

    Ciudad de México.

  • author's avatar

Deja tu comentario.

También te podría gustar...