El Grupo Lufthansa está tomando medidas enérgicas contra las exenciones permitidas a su política de máscaras obligatorias. El Grupo fue uno de los primeros del mundo en introducir una política de este tipo en abril. Desde entonces, lo ha escrito en sus condiciones de transporte.

Si bien la resistencia a usar máscaras puede no ser un problema significativo en Europa, esta cuestión se ha vuelto muy importante en los Estados Unidos. De hecho, más de 100 pasajeros han sido incluidos en la lista negra de Delta Air Lines por no cumplir. Lufthansa se unió hoy a las aerolíneas estadounidenses, endureciendo su postura sobre el uso de máscaras.

La política real de usar máscaras en Lufthansa no ha cambiado. De hecho, todos los vuelos requerirán que los pasajeros las usen y es una medida que aceptan al abordar un vuelo de Lufthansa, ya que ahora forma parte de las condiciones de transporte.

Lo que está cambiando es la forma en que Lufthansa maneja a quienes tienen una verdadera necesidad de no usar una máscara. Podría tratarse de un niño con necesidades especiales con fobia a los cubrebocas, por ejemplo. En los Estados Unidos, la mayoría de las aerolíneas han dicho que no hay excepciones a la regla. Básicamente, si no puede usar la máscara, no puede viajar.

Sin embargo, Lufthansa está adoptando un enfoque diferente. La aerolínea permitirá a los pasajeros viajar si tienen una necesidad médica genuina que signifique que no se puede usar una máscara. En este caso, el médico del viajero deberá firmar un formulario proporcionado por Lufthansa.

Pero las reglas van un paso más allá para los pasajeros con una carta de exención. Además de este documento, deben obtener una prueba COVID-19 dentro de las 48 horas previas a su vuelo. El resultado negativo de la prueba debe llevarse en el avión con el pasajero.

Lufthansa exige que todos los demás pasajeros se cubran la nariz y la boca. La aerolínea no permite máscaras con válvulas y protectores faciales sin una máscara adicional, ya que permiten que el aire escape y no protegen a otros pasajeros.

Klaus Froese, director ejecutivo de Lufthansa German Airlines en Frankfurt, señaló que, quizás algún día, las máscaras en los vuelos podrían volverse opcionales si todo un avión lleno de personas tiene pruebas negativas de COVID-19. Sin embargo, por ahora esto no es factible. Como tal, las máscaras están aquí para quedarse por el momento.

  • author's avatar

    Por: Hans Bravo

    Arquitecto, Piloto Comercial de Ala Fija y Spotter

    Fotógrafo de Transponder 1200

  • author's avatar

Deja tu comentario.