Si está prohibido fumar en el avión ¿por qué aún hay ceniceros?

¿Te has preguntado por qué hay ceniceros en los aviones si se supone que no puedes fumar en vuelo? Esta es una duda bastante común y a veces se sospecha que su permanencia ahí se debe a la edad de los aviones. Esto pues se asocia a que antes estaba permitido y ahora no. Sin embargo, si has puesto atención los ceniceros están aún en las aeronaves más nuevas. Spoiler: Tampoco es una invitación a romper la prohibición.

Bueno, como todo en la aviación tiene un porqué. Todo data de 1969 cuando comenzaron a elevarse las quejas por el uso del cigarro en aviones. Este malestar provenía principalmente del Sindicato Americano de Tripulantes de Cabina. Los esfuerzos de los sobrecargos hace 25 años en Estados Unidos fueron cruciales para crear centros de trabajo sin humo argumentando daños a la salud y el incremento de riesgos.

Fue en 1971 que United Airlines tomo la primera medida y creó la sección libre de humo. Para 1990 todas las aerolíneas de Estados Unidos prohibieron el consumo de tabaco a bordo de vuelos con duración menor a dos horas. Como era de esperarse, esta regla tuvo una fuerte oposición por parte de los fabricantes de tabaco y de las aerolíneas. Fue hasta el 2000 que la prohibición se extendió a todo el mundo.

Ahora bien, más allá de las cuestiones de salud – y lo incómodo que pueda resultar viajar envuelta en una nube de tabaco- existió otro motivante para la prohibición final del cigarro. Como mencionamos, las aerolíneas crearon una zona para fumar. Esta área se encontraba en la mitad trasera del avión y era allí donde se focalizaba todo el humo. Esta concentración llegaba a estropear válvulas e instrumentos debido al alquitrán del cigarrillo. Este daño a la aeronave sirvió como argumento final para cancelar la opción de fumar en vuelo.

RELACIONADO
Boeing 737 MAX podría volver a los cielos emiratíes en marzo

Fue así como llegamos a no poder volar en vuelo, pero ¿y entonces porqué aún tenemos ceniceros? Bueno, la respuesta es: seguridad. A pesar de la prohibición, las normativas internacionales de seguridad exigen que toda aeronave cuente con un sitio seguro para desechar un cigarro. Lo anterior por si un pasajero decide hacer caso omiso a las reglas.

La existencia de los ceniceros es tan importante que incluso forman parte de la Lista de Equipamiento Mínimo (MEL) de una aeronave. En caso de no encontrarse o estar en malas condiciones deberán ser arreglados en un lapso de 10 días.

Hoy en día cualquier forma de fumar está prohibida. Entiéndase cigarro de tabaco o cigarro electrónico. Estos últimos no pueden ser utilizados para evitar el riesgo de incendio causado por sus baterías. Si aún con toda esta información, y la insistencia que se hace a bordo sobre la prohibición, alguien decidiera fumar tendrá consecuencias económicas. En México, la Ley General para el Control del Tabaco marca lo siguiente:

Artículo 26: Queda prohibido a cualquier persona consumir o tener encendido cualquier producto del tabaco en los espacios 100% libres de humo de tabaco, así como en las escuelas públicas y privadas de educación básica y media superior.

Artículo 48. Se sancionará con multa:

  1. De hasta cien veces el salario mínimo general diario vigente en la zona económica de que se trate, el incumplimiento de lo dispuesto en el artículo 26 de esta Ley.”

Sumado a lo anterior, si alguien quisiera ‘echarse un cigarrito’ en el baño, los sensores de humo se activarían. Además, la detección del humo activaría una señal de alarma en la cabina de pilotos. Por lo anterior, esto tendrá que ser notificado a las autoridades. Cuando la persona baje será escoltada por policías y pagar la multa o sanción que le corresponda.

Ahora ya sabes por qué se mantienen los ceniceros en los aviones y qué pasará si te ves tentado a romper la prohibición.

  • author's avatar

    Por: Ingrid Gil

    Sobrecargo de aviación. Licenciatura en Sociología en FCPyS, UNAM. He colaborado en proyectos de investigación en el ColMex y la UNAM.

  • author's avatar

Deja tu comentario.

También te podría gustar...