Thai Airways en la indecisión; prolonga plan de renovación de flota

La alta gerencia de la aerolínea estatal Thai Airways, se encuentra evaluando la modernización de su flota en una jornada que podría durar hasta seis meses, para decidir el futuro de sus 38 nuevas aeronaves y la necesidad inmediata de jubilación de equipos antiguos, en medio de pérdidas financieras y complicadas situaciones con su plantilla laboral.

El actual análisis se centra en la necesidad de 38 aeronaves nuevas, pedido que podría rondar en unos $5.1 mil millones de dólares. Mientras tanto, el gobierno consideró que la compra de estos nuevos equipos es “exorbitante”, y canceló cualquier acuerdo para inyectar capital necesario para hacer funcionar su plan de renovación de flota.

El freno a esta compra, es principalmente motivado por las pérdidas netas registradas durante el segundo trimestre del 2019 de por lo menos 6,88 billones de baht; siendo esta no la única que ha sufrido. El Gobierno tailandés se ha visto obligado a inyectar recursos financieros al negocio durante la última década, haciendo frente a las constantes pérdidas financieras.

Thai Airways, lucha cada día por competir con varios factores externos como es el debilitamiento del turismo en la región y la férrea competencia de aerolíneas de bajo costo, más ágiles que, han ganado mercados importantes y en consecuencia han debilitado el negocio de la compañía estatal.

A dos años de haber anunciado la actualización de su flota, la decisión por adquirir más aeronaves podría ser a través de contratos de leasing que, de acuerdo con el Director Ejecutivo de la aerolínea, Sumeth Damrongchaitham, podría ser una estrategia que liberé la tensión financiera de Thai Airways y aumentar su rentabilidad.

RELACIONADO
Más de 9 mil toneladas de flores transportó LATAM Cargo para San Valentín

La adquisición y necesidad de los 38 nuevos equipos –parte de la segunda estrategia de renovación-, sustituirían al menos 31 aviones de mayor antigüedad y de largo recorrido, a medida que esta indecisión podría traer más pérdidas.

Uno de los ejemplos claros de querer arrendar y no comprar, son su jubilada flota de aviones Airbus A340 que, a cuatro años de su retiro, continúan almacenados por el operador sin un futuro, pues no ha existido algún comprador para estos equipos costosos de mantener.

Foto: flickr – Eric Salard

  • author's avatar

    Por: Roberto Mtz Armendáriz

    Periodista independiente con más de 10 años de experiencia en los medios de comunicación. Ha participado en varios proyectos de casas radiodifusoras como titular de noticieros en FM (Grupo Radiorama) y ha sido Jefe de Información de varios periódicos mexicanos. También, posee Licencia de Oficial de Operaciones de Aeronaves.

    Ciudad de México.

  • author's avatar

Deja tu comentario.

También te podría gustar...