Tupolev Tu-304: el avión de triple pasillo que no se construyó

Tiempo de lectura: 3 minutos

Rusia tuvo alguna vez una fuerte industria aeronáutica que desgraciadamente no pudo competir contra los fabricantes occidentales cuando finalmente cayó la URSS. Y hoy tiene sus esperanzas puestas en el MC-21 para romper el duopolio de Boeing y Airbus en aviación comercial.

Pero el competidor del 737 MAX y el A320neo no es el único proyecto que traían entre manos, uno que ha estado en la mira varias veces pero no se decidieron a lanzar es el Tupolev Tu-304 Frigate Ecojet, un diseño de avión extra ancho con triple pasillo para ofrecer mayor comodidad y rapidez de embarque y desembarque de los pasajeros.

Ideas innovadoras

El proyecto no es nuevo, en realidad se desarrolló desde principios de los ’90, ha sufrido varios rediseños, pero a final de cuentas nunca se le ha dado luz verde. En algún momento pensaban que podría quitarle mercado al Boeing 777 y al Airbus A330 y A350, sobre todo en una configuración para 500 pasajeros.

De acuerdo con Alexandr Klimov, líder del proyecto e hijo de Valentin Klimov, quien fuera diseñador en jefe de Tupolev, el despacho que desarrolló el Tu-304; el proyecto no está del todo muerto. Originalmente se le veía como el hermano mayor del Tu-204, con el que pretendían atacar el segmento de ‘mitad del mercado’, aviones de rango medio y hasta 250 pasajeros. Sin embargo, el proyecto contemplaba un avión que pudiera llegar a los 10,000 kilómetros de rango y hasta 500 pasajeros en clase única.

Para lograr esa capacidad el Tu-304 tenía varias innovaciones como las alas de flujo laminar y un 15% de materiales de compuestos, esto es más de lo que tiene un Boeing 777. Pero la mayor sorpresa era el fuselaje de diseño ovalado. Aunque no era una idea nueva nunca se había experimentado con este diseño para un avión de pasajeros. El desafío mayor era para la presurización y la necesidad de un mayor peso estructural.

Pero la idea de los ingenieros no era mala para poder tener un avión de 500 plazas sin que fuera una pesadilla para los pasajeros el abordaje y descenso. Este diseño les permitía configurar la cabina con tres pasillos y una distribución de asientos 2-3-3-2 en clase económica y 2-2-2-2 en Business.

RELACIONADO
En vuelo de traslado, Tupolev Tu-204 de Cubana pierde sistemas de navegación

Nació en el peor momento

Pero independientemente de las cuestiones técnicas, el mayor problema para el Tu-304 es que llegó en el peor momento de la historia contemporánea de Rusia, cuando se colapsó en comunismo y se desintegró la URSS, con lo que muchos expertos abandonaron el país y otros se incorporaron al naciente sector privado. No había presupuesto gubernamental para el desarrollo y ni siquiera las aerolíneas rusas o de sus países satélites veían con interés el proyecto, al contrario, querían ser clientes de Airbus y Boeing por la confiabilidad, seguridad, servicio y hasta mejores precios.

Oficialmente el proyecto Tu-304 se presentó en 1995 y fue abandonado en 1998, un año antes Valentin Klimov fue nombrado Director General de Rosavia Consortium.

En al año 2010 el ingeniero presentó el proyecto Frigate Ecojet, que no era más que una versión actualizada y menos grande del Tu-304. Se presentó con características de vuelo más adecuadas para que su construcción fuera un buen negocio y para poder llevar adelante el proyecto se subcontrató buena parte de la cadena de producción. Al frente del proyecto quedó Alexandr Klimov, el hijo de Valentin. Con su nuevo diseño el avión era para 300 a 350 pasajeros y con un rango de tan solo 3,500 kilómetros.

Sin embargo, un avión de ese tamaño tiene un mercado mucho menor y los costos de desarrollo eran altos, el rango no era adecuado y la presión era porque fuera lo más barato posible; por lo que llegó a un punto en que Klimov decidió mejor competir contra los aviones de gran volumen en el mercado, así que el diseño cambió a ser de pasillo único como el Boeing 737 y Airbus A320; además de buscar atraer a las aerolíneas de bajo costo.

En 2013 la empresa realizó ensayos en túneles de viento mientras mantenía contactos con clientes potenciales. Pero el proyecto se siguió estancando y comenzó a tener algunas opciones menos viables, como pasar de 2 a 4 motores cuando la tendencia mundial es lo contrario. Eso le dio menor esperanza de prosperar incluso en el mercado local, cuando el MC-21 ya llevaba bastante ventaja en diseño.

Y para complicar más las cosas, el Rosavia Consortium fue investigado en 2019 por evasión de impuestos. En ese entonces ya solamente unas cuantas personas formaban parte de la empresa. Y la crisis de la pandemia fue otro clavo en el ataúd del Tu-304. No hay un anuncio oficial sobre la cancelación definitiva del proyecto, pero es muy difícil que en este momento pudiera llevarse a cabo.

Última versión del Frigate Ecojet en versión de un pasillo para competir con el MC-21, Boeing 737 y Airbus A320.

Fotos: Frigate Ecojet / Wikimedia Commons

  • author's avatar

    Por: Erick Haw Mayer

    Apasionado de la aviación y la industria automotriz de toda la vida, tiene una Licenciatura en Informática y un Postgrado en Comunicación y R.P. Aunque tiene experiencia en empresas del rubro automotriz y en Mexicana de Aviación, su vida profesional se ha dedicado más al periodismo especializado en todo tipo de medios impresos y electrónicos, incluyendo la revista Avión Revue de Latinoamérica.

  • author's avatar

Deja tu comentario.

También te podría gustar...