Video | Boeing 787 deja una extraña estela de condensación

En ocasiones, los aviones dejan una estela en su camino. Estas pueden verse a kilómetros de distancia y pueden tardar en desaparecer. No es humo y tampoco químicos como algunos afirman. Se trata de una pequeña nube formada con la humedad atmosférica y por el intercambio de temperatura de los motores con el aire que rodea el avión. En este video publicado por LouB747 podemos observar una peculiar estela de condensación dejada por un Boeing 787.

Estas estelas de condensación son conocidas por su nombre en inglés “contrail” (condensation Trail). Se forman cuando el aire caliente de los motores se mezcla con el aire atmosférico con baja presión, baja temperatura y alta humedad relativa. El tiempo que tarda en disiparse depende de la saturación de agua en la atmósfera y del viento.

Si la estela de condensación persiste por más de 10 minutos, se dice que genera una nube llamada Cirrus homogenitus. Este nombre se debe a que las causas que la generaron no fueron naturales, sino que fue el hombre quien propició su creación. Bajo determinadas condiciones, estas nubes podrían llegar a alcanzar mayores dimensiones al punto de formar una nube llamada Cirrus homogenitus homomutatus.

Deja tu comentario.

También te podría gustar...