Dieciséis pasajeros de un vuelo de TUI desde la isla griega de Zante a Cardiff en Gales, dieron positivo por COVID-19. Como resultado, ahora se les pide a los 193 pasajeros y la tripulación del vuelo del martes pasado que se aíslen por sí mismos durante dos semanas.

Al principio, los funcionarios confirmaron que siete personas de tres partes diferentes a bordo dieron positivo. Sin embargo, el número de casos relacionados con el vuelo, ha aumentado a 16 pasajeros.

Uno de los pasajeros, la Sra. Stephanie Whitfield, afirmó a la BBC que las políticas de requisitos de máscaras eran laxas a bordo del vuelo y que la tripulación de cabina no las hacían cumplir.

“Mucha gente se quitaba las máscaras y deambulaba por los pasillos para hablar con los demás. Tan pronto como aterrizó el vuelo, un montón de personas se quitaron las máscaras de inmediato”. dijo la Sra. Whitfield.

En respuesta a estas afirmaciones, un portavoz de TUI le dijo a Simple Flying que,

“La salud y seguridad de los pasajeros es siempre nuestra prioridad y nos preocupa escuchar las afirmaciones de la Sra. Whitfield. Nuestra tripulación está capacitada con los más altos estándares y de acuerdo con las directrices de la Agencia de Seguridad Aérea de la Unión Europea (EASA) «.

Además, la aerolínea declaró que se advierte a todos los pasajeros antes de viajar, que deben usar una máscara en todo momento. El portavoz de TUI también dijo que se había iniciado una investigación, ya que no se habían planteado preocupaciones durante el vuelo ni inmediatamente después.

Public Health Wales (PHW) ha pedido a TUI que se ponga en contacto con los 193 pasajeros y la tripulación a bordo del vuelo para pedirles su aislamiento.

 

 

 

  • author's avatar

    Por: Hans Bravo

    Arquitecto, Piloto Comercial de Ala Fija y Spotter

    Fotógrafo de Transponder 1200

  • author's avatar

Deja tu comentario.