Airbus A321 de American Airlines sufre turbulencia severa

Tiempo de lectura: 2 minutos

El pasado 24 de junio un Airbus A321-200 de American Airlines se encontró sufrió una turbulencia severa cerca Nueva Orleans, Luisiana. Debido a los fuertes movimientos 10 pasajeros sufrieron heridas leves y un Sobrecargo recibió heridas graves. Por lo anterior, la tripulación de vuelo decidió desviarse al Aeropuerto de Nuevo Orleans (MSY) presumiblemente para recibir atención médica.

From the Cockpit

La tarde del jueves 24, un A321 matrícula N926UW de American Airlines se disponía a cubrir el vuelo AA-2401. La operación conecta el Aeropuerto de Dallas Fort Worth, Texas (DFW), con el Internacional de Tampa (TPA) en Florida. A las 19:33 la aeronave despegó de la ciudad texana y ascendió sin inconvenientes.

Tras poco más de una hora de vuelo y encontrándose a una altitud de 31,000 pies, el A321 se encontró con una turbulencia severa. Los violentos movimientos de la aeronave ocasionaron una desviación de altitud de alrededor de 150 pies. En consecuencia, al menos 10 pasajeros tuvieron heridas leves y un Sobrecargo resultó afectado gravemente.

Los pilotos de American Airlines continuaron con el vuelo hacia Tampa durante 20 minutos aproximadamente. Sin embargo, a 300 kilómetros al sureste de Nuevo Orleáns decidieron desviarse al aeropuerto de dicha ciudad. Al establecer comunicaciones con la torre de control del aeropuerto en Luisiana informaron sobre las lesiones de las personas a bordo.

Pasados 25 minutos de vuelo después de la turbulencia, el A321 de American Airlines aterrizó de forma segura en el Aeropuerto Internacional Louis Armstrong. A las 01:34LT del 25 de junio, el vuelo hacia Tampa fue retomado por un A321 con matrícula N579UW. Tras 01:08 horas de vuelo, los pasajeros arribaron al aeropuerto en Florida.

El pasado 15 de junio otro Airbus A321 de American Airlines tuvo que regresar pocos minutos después de su salida del Aeropuerto de Miami (MIA). El A321 que se dirigía al Internacional Washington-Reagan (DCA) perdió uno de sus toboganes estando a 16,000 pies sobre el Atlántico. Debido a que en un primer momento se desconocía lo que había pasado, la tripulación decidió regresar a Miami. Solicitaron instrucciones al Control de Tráfico Aéreo para regresar al Aeropuerto de Miami. Aterrizaron de manera segura y sin mayor incidente tan solo 40 minutos después de su despegue.

Deja tu comentario.

También te podría gustar...