Alemania, España y Francia desarrollarán nuevos aviones de combate

Tiempo de lectura: 2 minutos

Los principales países europeos no quieren quedarse atrás en el desarrollo de los aviones de combate. Por eso, y con vistas a modernizar sus aeronaves de militares, Alemania, España y Francia han llegado un acuerdo para crear nuevos aviones de combate. Se estima que el importante proyecto conjunto tenga un costo aproximado de más de €100 mil millones de euros ($121,400 millones de dólares).

ifly

Los participantes de este desarrollo serán Dassault Aviation por parte de Francia; Airbus representando a Alemania e Indra a nombre de España. Estos tres fabricantes serán los encargados de las nuevas creaciones que reemplazarán los Rafale franceses y los Eurofighters de España y Alemania a partir del 2040.

Desde las partes involucradas en Francia han destacado que el nuevo proyecto permitirá a Europa reforzar su autonomía en los temas de defensa. Sumado a eso, resalan que podrán hacer frente a la competencia militar de Estados Unidos, China y Rusia. Francia indicó que la unión tripartita creará una nueva generación de aviones tripulados y no tripulados. Al respecto la Ministra francesa de las Fuerzas Armadas, Florence Parly, declaró:

Francia, Alemania y España están construyendo una de las herramientas más importantes para su soberanía y la de Europa en el siglo XXI.»

La suma estimada – €100 mil millones de euros- servirá para la finalización de los diseños de un avión de combate o como para la aeronave no tripulada (un dron). La fecha final para esta fase está prevista para el 2024. Además, la millonaria cifra cubrirá la construcción de los prototipos de demostración de ambos proyectos.

La siguiente fase será el desarrollo del Sistema Aéreo de Combate del Futuro (FCAS) para los aviones de combate el cual se estima que tenga un costo de €3,500 millones de euros. El monto será dividido en partes iguales entre Alemania, España y Francia. Lo anterior quiere decir que para dicha etapa cada país pagará alrededor de €1,166 millones de euros.

El acuerdo fue muy celebrado después de una demora de poco más de medio mes. El retraso en el cierre del convenio entre los tres países fue derivado de una disputa entre Francia y Alemania sobre cómo se compartirían los derechos intelectuales. No obstante, se asume que se llegó a un convenio entre las partes pues ahora se ha confirmado el trabajo conjunto de dichos país y España.

Deja tu comentario.

También te podría gustar...