Anthonius Agung, el controlador que se sacrificó para garantizar un despegue seguro en medio de un sismo en Indonesia

El Controlador de Tránsito Aéreo (CTA) Anthonius Gunawan Agung, de 21 años de edad, está siendo considerado un héroe en Indonesia tras fallecer desempeñando su función en el Aeropuerto Mutiara Sis Al-Jufri, en la región central del país, durante el fuerte sismo de 7.4 grados escala sismológica de Richter.

Esto porque durante el fuerte sismo, el joven arriesgó su vida para garantizar el despegue seguro de un Airbus A320 de Batik Air, que iniciaría la carrera para despegar en el momento en que la tierra comenzó a temblar. Mientras todo el resto del personal abandonó la torre de control, Anthonius decidió permanecer para garantizar que el avión con más de cien pasajeros pudiera despegar con seguridad.

La aeronave matrícula PK-LUU cumplía el vuelo ID6231 en dirección al Aeropuerto Internacional de Soekarno-Hatta en la capital Yarkarta. Luego de asegurar el despegue del avión y temiendo quedarse atrapado bajo los escombros de la torre de control por el fuerte sismo, el joven controlador saltó desde la cuarta planta, sufriendo múltiples fracturas por el cuerpo y hemorragia interna.

Posteriormente, Anthonius fue rescatado y trasladado a un hospital cercano. Sin embargo, debido a la gravedad, los médicos decidieron enviarlo a un hospital más grande para recibir una mejor atención. Durante el desplazamiento a bordo de un helicóptero, no resistió a las heridas y falleció.

Dio permiso para este vuelo, y si hubiera dejado su puesto antes de que el avión despegase, cientos de personas dentro podrían estar en peligro. Desafortunadamente lo perdimos esta mañana antes de que el helicóptero llegara a Palu”.

La valentía de Anthonius, que cumpliría 22 años de edad el próximo mes, ha sido destacada por las autoridades del país. Fue despedido como un héroe la mañana de este sábado 29 de septiembre en una ceremonia con honores militares en reconocimiento a su valentía y sacrificio.

A través de su cuenta en Instagram, el Capitán Ricosetta Mafella, piloto al mando del Airbus de Batik Air, reconoció el excelente trabajo desempeñado por el controlador para evitar una mayor tragedia y lo consideró como su ángel de la guarda por ayudarle a despegar en medio del sismo, que según él, sacudía la aeronave fuertemente hacia la izquierda y hacia la derecha. 

El número de víctimas por el sismo en Indonesia sobrepasó a los 400, mientras que más de 550 resultaron heridas y más de treinta siguen desaparecidas como resultado del tsunami provocado por el temblor. El Aeropuerto de Palu también resultó gravemente dañado; su torre de control sufrió daños estructurales y ha perdido al menos 500 metros de su pista, que tiene una extensión de 2.500 metros de largo, sin embargo todavía está operativo para vuelos de rescate.

¡Nuestro reconocimiento al excelente trabajo de este joven controlador!

Deja tu comentario.

También te podría gustar...

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com