El fabricante de aviones norteamericano Boeing pidió a la compañía Spirit Aerosystems dejar de trabajar en los cuatro fuselajes que actualmente está haciendo del 737 MAX, y además pidieron que no comenzaran los trabajos de las próximas 16 unidades que tenían planeadas entregar este año 2020. Spirit Aerosystems es uno de los proveedores clave de piezas de fuselaje del Boeing 737 MAX.

Todo indica que las diversas cancelaciones que ha recibido Boeing debido a la puesta en tierra del avión sumado a la actual crisis del Coronavirus (COVID-19), así como los retrasos que ha sufrido la recertificación del 737 MAX, está obligando a la ensambladora norteamericana ser muy cautelosa sobre los niveles de producción.

La empresa Spirit Aerosystems reveló que: «El 4 de junio de 2020, recibimos una carta de Boeing en la que le indicaba que detuviera el trabajo adicional en cuatro fuselajes del 737 MAX y evitara comenzar la producción de dieciséis más que se entregarán en 2020, hasta que Boeing lo indique de otra manera, para apoyar la alineación de Boeing de los plazos de entrega a corto plazo con las necesidades de sus clientes a la luz del impacto de COVID-19 en los viajes aéreos y las operaciones de las aerolíneas, y para mitigar el gasto de posibles costos de producción innecesarios«.

A principios de este 2020 alrededor de 1,450 empleados de Spirit Aerosystems fueron despedidos debido a la baja demanda de partes de aviones, todo por el impacto de la actual pandemia, y ahora con esta disminución en la producción del MAX, alrededor de 900 empleados estarán sujetos a permisos sin goce de sueldo de por lo menos tres semanas.

En diciembre de 2019 Spirit Aerosystems también detuvo por completo la producción del Boeing 737 MAX, esto causó pérdidas económicas a la compañía, como respuesta realizaron despidos voluntarios a su fuerza laboral para poder afrontar esa situación.

Al respecto la compañía continúa teniendo un enfoque positivo, al respecto mencionaron: «Spirit sigue siendo un socio orgulloso en el programa 737 MAX y espera trabajar con Boeing para garantizar el éxito a largo plazo del programa«.

El pasado 11 de junio un Boeing 737 MAX 7 despegó desde el Aeropuerto Boeing Field Seattle como parte de los programas de recertificación de la variante del avión. El avión matrícula N7201S realizó un vuelo de prueba de poco más de 4 horas.

  • author's avatar

    Por: Miguel Márquez

    Licenciado en Diseño Gráfico, con más de 15 años en medios de comunicación, editor y productor de medios audiovisuales, espacios radiofónicos y podcast. Soy un hombre, Amoroso, Poderoso, Abundante y Libre.

  • author's avatar


Deja tu comentario.