“Cometimos errores y nos equivocamos en algunas cosas”: CEO de Boeing

En una audiencia que se tornó necesariamente tensa, el CEO de Boeing, Dennis Muilenburg, se enfrentó a los legisladores estadounidenses en medio de preguntas inquietantes sobre la certificación del malogrado Boeing 737 MAX, los mensajes “ocultos” que desde el 2016 alertaban sobre comportamientos erráticos del software (MCAS) en una prueba de simulador, y sobre el comportamiento del fabricante frente a las tragedias ocurridas a Lion Air y Ethiopian Airlines, en sus accidentes que dejó un saldo de 346 personas fallecidas.

Al inicio de la audiencia, Muilenburg, declaró todas las actualizaciones y pruebas que se han realizado al sistema MCAS, del que se involucran a los accidentes relacionados con el MAX, el cambio de puestos en la compañía y junta directiva, los mejoramientos en la supervisión de seguridad y transparencia y al más de 100 mil horas de ingeniería y pruebas en su desarrollo.

Muilenburg fue cuestionado severamente por los legisladores, quienes argumentaron que inicialmente Boeing nunca reconoció su culpabilidad en un sistema fallido y por “decir verdades a medias una y otra vez”. La audiencia se produce luego de que el Comité Nacional del Transporte de la República de Indonesia publicara el informe final sobre el accidente del Boeing 737 MAX Lion Air que impactó contra el Mar de Java, el pasado 29 de octubre del 2018.

El informe revela que una de las principales causas del accidente fue la falla en el sistema MCAS y la falta de información de los Pilotos para atender la emergencia. Durante 4 minutos, los pilotos trataron de volar un avión ingobernable y no pudieron hacer nada más.

“Ataúdes voladores”, «caminaría antes de subirme a un 737 MAX», fueron algunas de las declaraciones que se escucharon en voz de los legisladores durante la audiencia, mientras que se sostuvo que Boeing actuó sin la supervisión necesaria de los reguladores de los Estados Unidos para la certificación del Boeing 737 MAX.

Durante las preguntas, la senadora Maria Cantwell, de Washington cuestión si es que Boeing podría declararse como culpable no haber probado el sistema en modo de falla similar a los escenarios que se enfrentaron las tripulaciones de Lion Air Y Ethiopian Airlines. Al contestar, el CEO de Boeing dijo “en retrospectiva sí”, pero argumentó que se realizaron pruebas exhaustivas con los ingenieros de Boeing durante el proceso de certificación que duró muchos años.

El accidente de Ethiopian Airlines aún está bajo investigación por parte de las autoridades de etíopes, pero seguramente los resultados del informe final apuntarán a la activación repetida de una función del software de control de vuelo llamada MCAS, que respondió a señales erróneas de un sensor que mide el ángulo de ataque del avión.

Dennis Muilenburg estuvo a escasa filas de algunos de los familiares de los accidente que involucran al Boeing 737 MAX, dijo tener el corazón roto por las pérdidas y que continuarán trabajando para solucionar cualquier falla de este avión y evitar una próxima tragedia. Lo cierto es que las declaraciones emocionales y las respuestas, no fueron capaces de aliviar las tensiones de los operadores, familiares y autoridades. Aun continúa un largo camino para que Boeing pueda satisfacer todas las necesidades de un sector que ha criticado severamente la tecnología MAX.

Mientras tanto el CEO, dijo que el fabricante continuará sus esfuerzos para regresar el avión al servicio y que se realizarán todas las pruebas necesarias para devolver la confianza a los clientes y pasajeros. 

  • author's avatar

    Por: Roberto Mtz Armendáriz

    Periodista independiente con más de 10 años de experiencia en los medios de comunicación. Ha participado en varios proyectos de casas radiodifusoras como titular de noticieros en FM (Grupo Radiorama) y ha sido Jefe de Información de varios periódicos mexicanos. También, posee Licencia de Oficial de Operaciones de Aeronaves.

    Ciudad de México.

  • author's avatar

Deja tu comentario.

También te podría gustar...