¡Continuará volando! Norwegian se apega al código de quiebras en Irlanda

Tras la confirmación de que Noruega no otorgaría más ayuda a Norwegian Air, la aerolínea ha entrado hoy en un proceso de reestructuración bajo la ley irlandesa. Es conocido como ‘examinership’,  el cual protegerá a la aerolínea de sus acreedores durante 100 días hábiles.

La aerolínea explicó en una publicación, en su sitio web que había elegido un proceso irlandés porque la mayoría de sus activos de aeronaves estaban en Irlanda. Dice que esto redunda en interés de sus partes interesadas.

Al proteger los activos de la aerolínea, Norwegian dice que se le otorgará la flexibilidad de reenfocarse en el correcto dimensionamiento de su futura flota y negocio. También trabajará para asegurar nuevo capital, en un proceso que probablemente demore hasta cinco meses. 

El Director Ejecutivo de Norwegian, Jacob Schram, dijo:

Buscar protección para reorganizarse bajo la ley irlandesa es una decisión que hemos tomado para asegurar el futuro de Norwegian en beneficio de nuestros empleados, clientes e inversores. Nuestro objetivo es encontrar soluciones con nuestras partes interesadas que nos permitan emerger como una aerolínea financieramente más fuerte y segura.

A pesar de la protección contra insolvencia vigente, la aerolínea seguirá volando, aunque en una ruta reducida debido al COVID. También dijo que continuaría cotizando normalmente en la Bolsa de Valores de Oslo, aunque el comercio de acciones se detuvo hoy en anticipación a este anuncio.

Incluso antes de que se hiciera el anuncio de la reestructuración y el examen, los trabajadores de la aerolínea se habían reunido en Oslo para protestar contra la falta de financiación de la aerolínea por parte de su gobierno. Reuters informa que alrededor de 100 trabajadores se han reunido frente al edificio parlamentario para buscar apoyo para la aerolínea.

Si bien la aerolínea permanece en una posición financiera precaria, el respiro de 100 días de hoy le brindará todas las oportunidades posibles para volver a ponerse de pie. La protección de los acreedores garantizará que no se recupere ningún avión, de modo que pueda seguir volando y generando ingresos. Sin embargo, ahora es absolutamente crucial que la aerolínea obtenga capital por otra ruta, algo que es un desafío significativo en el clima actual.

  • author's avatar

    Por: Hans Bravo

    Arquitecto, Piloto Comercial de Ala Fija y Spotter

    Fotógrafo de Transponder 1200

  • author's avatar

Deja tu comentario.

También te podría gustar...