Cuba atribuye errores humanos como causa del accidente de Global Air ¿Y el reporte final?

A través de la lectura de un comunicado en una rueda de prensa este jueves 16 de mayo en La Habana, el Instituto de Aeronáutica Civil de Cuba (IACC) anunció la conclusión de las causas del accidente con el vuelo 972 de Cubana de Aviación, operado por un Boeing 737 de la mexicana Global Air, que completará un año el sábado. Según la comisión investigadora, el accidente fue provocado por factores humanos; sin embargo, no divulgó el reporte final de la investigación.

El accidente ocurrió al comienzo de la tarde del fatídico viernes 18 de mayo de 2018, cuando el Boeing 737-200 matrícula XA-UHZ, que cumpliría el vuelo CU972 en dirección a Holguín con 107 pasajeros y seis tripulantes de nacionalidad mexicana, impactó contra el terreno cerca de dos minutos después de su despegue a unos 600 metros de distancia de la Terminal Doméstica del Aeropuerto Internacional José Martí de La Habana; sólo una pasajera supervivió.

Según el organismo aeronáutico cubano, la investigación se concluyó el 14 de marzo de este año, aunque la presentación de los ‘resultados’ se hizo pública sólo este jueves 18 de mayo, a dos días de completarse un año del accidente; plazo en conformidad con lo establecido en el Anexo 13 de la Organización de la Aviación Civil Internacional (OACI). La investigación se realizó en colaboración con la Junta Nacional de Seguridad del Transporte (NTSB), la Dirección General de Aeronáutica Civil de México (DGAC) y el fabricante aeronáutico estadounidense Boeing. 

En la lectura del comunicado ante la prensa, Armando Daniel López, Presidente del Instituto de Aeronáutica Civil de Cuba, destacó que “la comisión Investigadora determinó, según los datos aportados por los grabadores de vuelo la aeronave y el resultado obtenido de la caracterización de los estándares aeronáuticos para este vuelo, que la causa más probable del accidente fueron las acciones de la tripulación y sus errores en los cálculos de peso y balance, que conllevaron a la pérdida de control y desplome [pérdida] durante la etapa de despegue”. 

Además, Daniel López reconoció la cooperación “de todo el pueblo y de las instituciones durante la investigación, así como de la Junta Nacional de Seguridad del Transporte [NTSB], el fabricante Boeing de Estados Unidos y la autoridad aeronáutica de México [DGAC]”. Más detalles, sin embargo, no fueron divulgados. 

Deja tu comentario.

También te podría gustar...

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com