Efeméride | El primer vuelo del BAC One-Eleven

Tiempo de lectura: 2 minutos

Un día como hoy, pero de 1963, hizo su primer vuelo el prototipo del British Aircraft Corporation (BAC) One-Eleven (1-11), tenía la matrícula G-ASHG y portaba la librea de British United Airways que era el cliente de lanzamiento del programa, había ordenado 10 aviones en 1961.

sas

El One-Eleven nació como un derivado del Hunting Aircraft H107, el nuevo avión estaba en desarrollo cuando Hunting se fusionó con BAC en 1960, por lo que la nueva empresa decidió combinar el proyecto del H107 con el Vickers VC-7, una propuesta de versión del VC-10 para 140 pasajeros.

Al contrario de sus aviones contemporáneos, el One-Eleven no se desarrolló con ninguna aerolínea específica en mente, lo que hizo que el avión fuera mucho más flexible y esperaban que las órdenes excedieran las 400 unidades alrededor del mundo.

Pero la tragedia golpeó al programa One-Eleven el 22 de octubre de 1961, durante una prueba de pérdida el prototipo de estrelló matando a todos los que iban a bordo. El accidente mostró un fenómeno ahora conocido como “pérdida profunda” (deep stall), y sucede cuando el flujo de aire se restringe severamente en la cola del avión. Para resolver este problema BAC tuvo que agregar vibradores a la columna de control así como rediseñar completamente el ala.

A pesar de las restricciones que tenían las aerolíneas de EE.UU. para comprar aviones extranjeros, eran uno de los principales objetivos de BAC para comercializar el avión. Braniff International, American Airlines y Mowhawk Airlines fueron de los primeros operadores del modelo y un total de 69 aviones fueron vendidos a aerolíneas de EE.UU.

RELACIONADO
Continúan más de treinta 787 Dreamliner en tierra por reparación en los motores Rolls-Royce

A pesar de ello hubo mucha presión también del Sud-Aviation Caravelle que iba al mismo mercado y ofrecía mayor comodidad, menor consumo y menores costos de operación; y después Douglas, al no llegar a un acuerdo con Sud-Aviation, lanzó al mercado el DC-9 que acabó haciendo trizas a los otros dos en el mercado, con ventas mucho muy superiores y con diversas variantes.

Del BAC One-Eleven hubo dos versiones, la -200 con un largo de 28.2 m para un máximo de 89 pasajeros (las versiones -300 y -400 eran iguales con más potencia por lo que lograban un mayor alcance); y la versión -500 de 32.6 m y ala extendida, para 119 pasajeros. En todos los casos la cabina era para 2 pilotos y los motores eran Rolls-Royce Spey de entre 10,600 y 12,600 libras de empuje.

La producción del One-Eleven terminó el 1984 y se fabricaron 244 ejemplares. La producción, sin embargo, continuó por un tiempo en Rumania, ya que una de sus fábricas compró los derechos y maquinaria para su fabricación. Se le conoció como ROMBAC One-Eleven y el primer ejemplar voló en septiembre de 1982 y continuo en producción hasta 1989.

Fotos: BAE Systems / Creative Commons

  • author's avatar

    Por: Erick Haw Mayer

    Apasionado de la aviación y la industria automotriz de toda la vida, tiene una Licenciatura en Informática y un Postgrado en Comunicación y R.P. Aunque tiene experiencia en empresas del rubro automotriz y en Mexicana de Aviación, su vida profesional se ha dedicado más al periodismo especializado en todo tipo de medios impresos y electrónicos, incluyendo la revista Avión Revue de Latinoamérica.

  • author's avatar

Deja tu comentario.

También te podría gustar...

HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com