El Cerebro y la Cabina de Mando

Tiempo de lectura: 4 minutos

Neuroeducación En Aviación

Lo que parecía obvio, comenzó a tener sentido cuando empezamos a comprender su relevancia; así como hasta hace unos años pensar en el valor que tienen las abejas para la vida humana, resultaba pensar en la importancia de que todo aviador de tierra o aire debía tener conocimiento general de la arquitectura del cerebro humano, en función a su comportamiento y conducta, hasta hace unos años ambos no se concebían, pasaban desapercibidos ya que era obvio que las abejas llevaran polen en sus patas, como que el hombre sostuviera la cabeza sobre sus hombros, más allá de eso no veíamos la importancia que hay en estas dos relevantes realidades.

Cambiando la concepción que hay de un entrenamiento en el puesto de trabajo en la aviación, empecé hace más de 7 años a integrar los conceptos de psicología, pedagogía y neurociencias en algo a lo que así denominé en mi libro Neuroeducación en Aviación (la cultura del autoconocimiento) y el diplomado que con el mismo nombre ofrece @aeroaprendizaje  www.aeroaprendizaje.com.

Las Neurociencias, debido a lo complejo de su investigación y poco interés social, habían sido relegadas a un segundo plano en anteriores décadas, por ello pocos aportes hubo para su desarrollo. Por esta razón, un empuje de grandes magnitudes e impacto político, científico, económico, y social, se necesitó para que se devolviese a estas especialidades su papel primordial dentro de las disciplinas científicas del siglo XXI.

La década del cerebro supuso un hito en el desarrollo de las neurociencias, consolidando áreas de investigación con larga tradición, creando nuevas líneas de desarrollo, promocionando una evidente interdisciplinariedad al estudio del cerebro, y creando conciencia social y preocupación de los diversos organismos acerca de la importancia que conlleva el desarrollo de este campo. (Martin, Cardoso, Bonifacio & Barroso, 2004).

Hoy día, el poco interés social en temas de neurociencias ha cambiado moderadamente, Las neurociencias han tenido importantes avances en las tres últimas décadas. Sin embargo, hay cuestionamientos sobre el abuso del término, “neurociencias” y del prefijo “neuro” como una forma de dar actualidad a algunas disciplinas e investigaciones. (Cumpa, 2019).

La cultura en los seres humanos naturalmente toma un papel muy importante en esto, querer vincular otras disciplinas en un ambiente tan técnico como los es la aviación, no resulta nada fácil, máxime si se tiene en cuenta que los mismos factores humanos  aún no ocupan el lugar que merecen en la aviación y que la misma psicología aeronáutica, en muchos casos aún se le considera solo para procesos de selección de personal; básicamente, muchas de las cosas concernientes al ser humano han sido de alguna manera obviadas, paradójicamente, siendo nosotros mismos los seres humanos los que estamos presentes en toda actividad aérea, no abordamos estos temas porque nos parece obvio y por ello las obviamos. (Bernal, 2020).

Según Cumpa, 2019 las neurociencias han contribuido a conocer el funcionamiento del cerebro humano en relación a los tipos de procesamiento de información. La relación neurociencias y educación es una de las más fuertes; sin embargo, algunos cuestionan si realmente hay un aporte decisivo de la primera a la segunda. Y encuentran que aún es muy rara esa conexión. Será labor de los maestros y de los neurocientíficos hallar los puentes conectivos necesarios.

Tras años de experiencia, puedo decir que los escenarios aeronáuticos permitieron hacer evidente la importancia de la vinculación de las neurociencias a la educación (neuroeducación) , situaciones tan precisas como estas dan fe de su importancia:  Si bien es cierto la toma de decisiones es algo a lo que el ser humano está constantemente sometido, la aviación es en efecto un ambiente donde se toman decisiones de altísima responsabilidad, y sabemos que se toman en su gran mayoría de forma inconsciente, basándose principalmente en la evocación de los recuerdos y el contexto en el que se esté, así entonces, si un piloto debe tomar una decisión crucial durante la pérdida de un motor, sin ser consciente evocará recuerdos de sus simulaciones (entrenamientos en simuladores de vuelo) en situaciones similares o quizá recuerdos de sus experiencias previas y como quiera que sea, estas dos no son más que eventos enmarcados en un proceso de aprendizaje previo y siendo así, se debe resaltar la importancia de los encuentros pedagógicos en los simuladores o en el aula, donde debe haber toda clase de experiencias sensoriales orientadas por un instructor, que en definitiva debe tener conocimientos sobre neuroeducación, una cultura de autoconocimiento, que garantiza un proceso empático educativo, cuyo objetivo es crear ambientes donde las buenas prácticas, procedimientos estandarizados, trabajo en equipo, toma de decisiones y muchas cosas más, se alojen en un lugar especial de la memoria, de tal forma que el día que este estudiante necesite tomar la decisión quizá más importante el su vida, sean estos recuerdos constructivos los que lo acompañen de forma inconsciente para tomar la mejor decisión. (Bernal, 2020).

Las neurociencias han llegado a la aviación para quedarse.

BIBLIOGRAGÍA:

  • Bernal, D. (2020). Neuroeducación en Aviación la cultura del autoconocimiento. Bogotá, Colombia
  • Cumpa-Valencia, M. (2019). Usos y abusos del término
  • “neurociencias”: una revisión sistemática en revistas indexadas Scielo. Revista ConCiencia EPG, 4(1), 30-67.doi: https://doi.org/10.326 54/CONCIENCIAE PG.4-1.3
  • Martin, J. Cardoso, N. Bonifacio, V. & Barroso, J. (2004). La década del cerebro (1990-2000): Algunas aportaciones. Revista Española de Neuropsicología. 
  • author's avatar

    Por: David Bernal Rodriguez

    Director Ejecutivo de Servicios de Aprendizaje Aeronáutico. Máster en neurociencias e inteligencias múltiples,
    psicólogo, Controlador de Tránsito Aéreo. Contáctame: david.bernal@aeroaprendizaje.com

  • author's avatar

Deja tu comentario.

También te podría gustar...