Granizo agrieta parabrisas de A320 de S7 Airlines; continúan el vuelo

Tiempo de lectura: 2 minutos

El 3 de julio del 2021, un Airbus A320-200 de la aerolínea rusa S7 Airlines con matrícula VP-BOL se encontraba operando el vuelo S71146 que conecta la ciudad Chelayabinsk con el Aeropuerto Internacional de Moscú (DME). Durante la ruta, se encontraron con una fuerte tormenta de granizo y derivado de los impactos, los dos cristales del parabrisas del A320 terminaron con importantes grietas.

From the Cockpit

El A320 de S7 partió del Aeropuerto Internacional de Chelayabinsk (CEK) el sábado a las 20:17LT con destino a la capital rusa. En un momento no determinado aún, la aeronave atravesó una tormenta donde caían grandes cantidades de granizo. Los impactos de las formaciones provocaron que los cristales de ambos parabrisas quedaran quebrados.

Pese a lo anterior la tripulación de S7 Airlines decidió continuar el vuelo a Moscú. Encontrándose a una altitud de 1500 pies y muy cerca de la pista, el A320 abortó el aterrizaje y se fue al aire. La aeronave ascendió nuevamente para poder realizar otra aproximación al Aeropuerto Domodedovo. En este segundo intento, el avión de la aerolínea rusa logró aterrizar a las 20:49LT.

Mucho sea cuestionado sobre la decisión de continuar el vuelo y seguir con el parabrisas del A320 estrellado. Por lo anterior, nos dimos a la tarea de consultar con un Piloto con más de 5 años de experiencia en la familia A320 de Airbus. Gracias a este acercamiento pudimos consultar uno de los manuales del A320 donde se explican las capas del parabrisas.

Como podemos ver en la imagen, se conforma de varias capas; por lo anterior, el Piloto -quien nos pidió mantener el anonimato- nos explicó:

Tanto la interior como la media pueden soportar por sí solas la diferencia de presión que se genera a niveles de vuelo normales. Un factor determinante a la hora de tomar una decisión en un evento así es corroborar si la rotura afectó a la capa exterior o también a la interior del parabrisas del A320. La forma en que tenemos los Pilotos para revisarlo es mediante el tacto. Si la capa interior no se vio afectada uno puede tener la tranquilidad de que el parabrisas soportará la presión.

Si ese fuera el caso, el problema puede reducirse a problemas de visibilidad al momento de aterrizar. Para eso, existen dos alternativas de acuerdo con el manual: abrir la ventana y asomarse a través de esta (la limitación para poder tener la ventana abierta es menos de 200 nudos de velocidad indicada) y/o si es aplicable, considerar el uso de un autoland. Para efectuar eso último, la tripulación, el avión y el aeropuerto deben cumplir con ciertas condiciones.»  

Foto: The Aviation Herald

Deja tu comentario.

También te podría gustar...