IATA pide pruebas COVID obligatorias en vuelos internacionales

Tiempo de lectura: 2 minutos

La Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA) pidió el desarrollo y despliegue de pruebas COVID-19 rápidas, precisas, asequibles, fáciles de operar, escalables y sistemáticas para todos los pasajeros antes de la salida internacional, como una alternativa a las medidas de cuarentena con el fin de volver a establecer conectividad aérea global. IATA trabajará a través de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) y con las autoridades sanitarias para implementar esta solución rápidamente.

Los viajes internacionales están un 92% por debajo de los niveles de 2019. Ha pasado más de medio año desde que se destruyó la conectividad global, cuando los países cerraron sus fronteras para combatir el COVID-19. Algunos gobiernos han reabierto con cautela las fronteras desde entonces, pero ha habido una aceptación limitada porque las medidas de cuarentena logran que los viajes no sean prácticos o los cambios frecuentes en las medidas de COVID-19 hacen que la planificación sea imposible.

Alexandre de Juniac, Director General y CEO de IATA dijo: “La clave para restaurar la libertad de movilidad a través de las fronteras es la prueba sistemática de COVID-19 de todos los viajeros antes de la salida. Esto dará a los gobiernos la confianza para abrir sus fronteras sin complicados modelos de riesgo que ven cambios constantes en las reglas impuestas a los viajes. Probar a todos los pasajeros les devolverá la libertad de viajar con confianza. Y eso hará que millones de personas vuelvan a trabajar”

El llamado de IATA es desarrollar una prueba que cumpla con los criterios de velocidad, precisión, asequibilidad y facilidad de uso y que pueda administrarse sistemáticamente bajo la autoridad de los gobiernos, siguiendo los estándares internacionales acordados. IATA persigue esta posición a través de la OACI, que lidera los esfuerzos para desarrollar e implementar estándares globales para la operación segura de los servicios aéreos internacionales en medio de la pandemia de COVID-19.

La prueba COVID-19 antes de la salida es la opción preferida, ya que creará un entorno «limpio» durante todo el proceso de viaje. Las pruebas a la llegada reducen la confianza del pasajero con la posibilidad de una cuarentena en el destino en caso de un resultado positivo.

La IATA no cree que las pruebas de COVID-19 se conviertan en un elemento permanente en la experiencia de los viajes aéreos, pero es probable que sean necesarias a mediano plazo para que los viajes aéreos se restablezcan.

  • author's avatar

    Por: Hans Bravo

    Arquitecto, Piloto Comercial de Ala Fija y Spotter

    Fotógrafo de Transponder 1200

  • author's avatar

Deja tu comentario.

También te podría gustar...