La urgencia de la 4T por crear una nueva aerolínea para Santa Lucía

Tiempo de lectura: 3 minutos

Hace un par de semanas se dio a conocer la noticia de que el gobierno espera apoyar con $155 millones de dólares para la creación de una nueva aerolínea entre inversionistas encabezados por Salvador Álvarez Valdés, y una cooperativa de los ex empleados de Mexicana de Aviación que además les daría la oportunidad de trabajar en la nueva empresa.

Cierto que fue promesa de campaña de AMLO con la los ex trabajadores de Mexicana, destrabar el problema para que recibieran sus liquidaciones, y al mismo tiempo tratar de echar a volar la empresa de nuevo. Seguramente no sabía lo complicado que está todo con la Compañía Mexicana de Aviación y lo inviable que sería ponerla nuevamente en operación, por eso ahora se pretende crear otra empresa.

Pero nuevamente, ¿por qué la urgencia de echara a andar justo en este momento? La respuesta se llama Aeropuerto Felipe Ángeles, una de esas obras inviables del sexenio surgida de la necedad presidencial y que a menos de un año de su supuesta inauguración no tiene todavía operadores apuntados.

Todos vimos el desfile de aviones de Viva Aerobus, Volaris, Aeromar y TAR en la nueva pista del aeropuerto el día que se inauguró (luego de estar 3 horas en el aire dando vueltas porque no les daban entrada), pero el evento era nada más una cuestión de “tomarse la foto” con la comitiva presidencial y de la Secretaría de Defensa que está a cargo del proyecto.

Hasta la fecha ninguna aerolínea ha dicho que tiene intención de abrir algunas rutas desde Santa Lucía, incluso Enrique Beltranena de Volaris dijo que lo estaban considerando pero que en ningún momento han afirmado que iniciarán operaciones de ahí pues hay muchos factores que tener en cuenta. Y el caso extremo fue Aeroméxico que desde el inicio dijo que no le sirve la operación porque su modelo de negocios es ofrecer conexiones en su Hub en la ciudad de México, por lo que no puede repartir los vuelos en dos aeropuertos.

Y todo esto surge precisamente por no atender los llamados de la industria aérea, que a través de la CANAERO le quisieron hacer ver al gobierno entrante que no era factible tener dos aeropuertos para la ciudad por muchas razones, y una de las principales es la conectividad. No se pueden hacer conexiones entre aeropuertos, en ninguna parte del mundo se ofrece algo así, y las aerolíneas internacionales no están interesadas en operar en donde no pueden tener conectividad para sus pasajeros.

Los problemas del AIFA

Además están, por supuesto, los problemas para llegar hasta el Aeropuerto Felipe Ángeles aún suponiendo que las vialidades queden listas a tiempo. Está muy lejos de la ciudad para hacerlo atractivo a la mayoría de la población, y hay muchos problemas para llegar y regresar. El transporte público sin garantía de seguridad no es opción para los viajeros y las vías de peaje solo incrementan el costo de llegar hasta allá.

RELACIONADO
AMLO responde a los “moches” del Aeropuerto Felipe Ángeles

¿Más problemas? Por supuesto, la niebla que comúnmente se asienta en la zona es muy densa y no permitirá operaciones por la mañana muy frecuentemente, y a pesar de lo dicho por el gobierno, los estudios de MITRE indican claramente el conflicto que hay entre los dos aeropuertos por la orografía y clima de la zona, lo que no permitirá que ambos operen a su máxima capacidad por potenciales conflictos en el espacio aéreo.

Tampoco ninguna aerolínea extranjera se ha acercado, independientemente de su posible interés, el aeropuerto no está certificado por IATA y OACI por lo que ninguna aerolínea extranjera pedirá autorización para operar ahí. El gobierno ha dicho que tiene los estudios necesarios, sobre todo del espacio aéreo, pero no se han presentado a las autoridades internacionales.

Por eso hoy la urgencia del gobierno de crear una nueva aerolínea que opere desde el AIFA. Estarían apenas a tiempo para crear la empresa y tenerla en operación para marzo próximo que se inaugure oficialmente el Aeropuerto (que también está por verse ante los recortes de presupuesto). Aunque sea una aerolínea pequeña, como pretenden de inicio, con tres aviones para 5 destinos diferentes. No importa que no tenga viabilidad. No importa que no haya otras aerolíneas. No importa que no haya autorizaciones internacionales. Lo que importa es que el día que corten el listón haya vuelos en el aeropuerto.

Esto demuestra una vez más que las obras de infraestructura no se pueden hacer por capricho, debe haber estudios serios y comunicación con todos los participantes, no a través de encuestas sin legalidad y sin representatividad.

  • author's avatar

    Por: Erick Haw Mayer

    Apasionado de la aviación y la industria automotriz de toda la vida, tiene una Licenciatura en Informática y un Postgrado en Comunicación y R.P. Aunque tiene experiencia en empresas del rubro automotriz y en Mexicana de Aviación, su vida profesional se ha dedicado más al periodismo especializado en todo tipo de medios impresos y electrónicos, incluyendo la revista Avión Revue de Latinoamérica.

  • author's avatar

Deja tu comentario.

También te podría gustar...

HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com