Legisladores de EE.UU., investigarán los problemas de producción de Boeing

Tiempo de lectura: 2 minutos

El Comité de Transportación del Congreso de EE.UU. planea escarbar un poco en los problemas de producción y calidad que han detenido las entregas de los Boeing 787 y 737 MAX, y tienen en tierra parte de la flota del 737 MAX.

American Flyers

Peter DeFazio, de Oregon, Presidente del Comité de Transportación e Infraestructura; y Rick Larsen, de Washington, Presidente del Subcomité de Aviación; le preguntaron a Boeing y la FAA sobre los registros de producción respecto a los continuos problemas con la fabricación y producción de los aviones comerciales de Boeing, comentaron los legisladores el 18 de mayo. También dieron a conocer una lista de preguntas que quieren que se les respondan.

La solicitud viene luego de una investigación de dos años en el 737 MAX y la certificación de la FAA luego de dos accidentes fatales del modelo. Peter DeFazio comentó:

Nuestra investigación en el Boeing 737 MAX que quedó asentada en nuestro reporte final liberado en el otoño pasado, reveló múltiples problemas acerca de las decisiones hechas con respecto al diseño, desarrollo y certificación del avión que jugaron papeles clave en los dos accidentes fatales. A la luz de estas nuevas investigaciones que apuntan a problemas en el control de calidad y supervisión apropiada de la FAA sobre dichos problemas, yo investigaré completa y deliberadamente cualquier problema como los que afectan al 737 MAX y al 787, que pudieran comprometer la seguridad del público”.

Boeing detuvo las entregas del 787 en octubre del 2020 para inspeccionar los aviones por defectos en la producción relacionados con las uniones del fuselaje que no cumplieron con las especificaciones de diseño. La pausa en entregas duró cinco meses.

A principios de abril, Boeing reveló un problema potencial con el sistema eléctrico en los 737 MAX producidos desde inicios del 2019. El problema llevó a Boeing a recomendar poner en tierra los aviones afectados (alrededor de 105 en la flota global). Recientemente la FAA aprobó los arreglos propuestos por Boeing y los reguladores requieren que se hagan antes de que los aviones regresen a servicio.

Boeing detuvo las entregas del 737 MAX cuando el problema salió a la luz y ahora debe modificar más de 350 aviones afectados que están en su inventario de aviones no entregados.

Deja tu comentario.

También te podría gustar...