Según la publicación en línea de Pittsburgh Tribune-Review, TribLive.com, la persona involucrada durante este incidente es Brandi L. Bailey. Aproximadamente a las 17:30 del día, la mujer de 32 años le tiró agua a un agente de la TSA, luego de que el trabajador le pidiera que presentara un boleto y su identificación en el punto de revisión.

Posteriormente, un oficial de policía alcanzó a la residente de Penn Hills y la sentó en un banco cercano. Sin embargo, supuestamente Bailey pronto comenzó a pelear con la policía, e incluso trató de escapar corriendo hacia el tren del aeropuerto. No obstante, sus esfuerzos fueron en vano, ya que la policía una vez más rápidamente anuló la situación.

CBS Pittsburgh informa que Bailey fue trasladado a la cárcel del condado de Allegheny para esperar la lectura de cargos. En total, enfrenta cargos de alteración del orden público, resistencia al arresto y allanamiento de morada.

Los funcionarios de Pittsburgh no son ajenos a lidiar con incidentes inesperados en los controles de seguridad este año. En mayo, otra mujer de Penn Hills estaba en problemas después de que un oficial de la TSA vio que viajaba con una pistola.

El trabajador notó un revólver .22 descargado, en el bolso de mano de un pasajero llamado Kierra Allen. La policía del condado, la acusó de portar un arma de fuego sin licencia. Según la TSA, esta fue la séptima vez que vieron a un viajero portando una pistola en el aeropuerto entre principios de 2020 y mediados de mayo. Además, en julio, en todo Estados Unidos, la TSA encontró 15,3 armas por cada millón de pasajeros.

  • author's avatar

    Por: Hans Bravo

    Arquitecto, Piloto Comercial de Ala Fija y Spotter Fotógrafo de Transponder 1200

  • author's avatar


Deja tu comentario.