NTSB recupera el Boeing 737 de Transair que amerizó en Hawái

  • TRANSAIR-BOEING-737-200-N810TA
  • TRANSAIR-BOEING-737-N810TA-ACCIDENTE-AMERIZAJE-HAWAI-NTSB (3)
  • TRANSAIR-BOEING-737-ACCIDENTE-AMERIZAJE-HAWAI-NTSB (2)
  • TRANSAIR-BOEING-737-ACCIDENTE-AMERIZAJE-HAWAI-NTSB
  • TRANSAIR-BOEING-737-N810TA-ACCIDENTE-AMERIZAJE-HAWAI-NTSB (4)
Tiempo de lectura: 2 minutos

Durante el pasado mes de octubre, la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte de Estados Unidos (NTSB) realizó la misión para recuperar los restos del Boeing 737 de Transair que amerizó en Hawái en julio pasado. El fuselaje que se había partido en dos; la sección trasera con las alas y el empenaje estaban unidos. Ambas secciones se encontraban a una profundidad de entre 150-350 metros, respectivamente.

Telegram

Como es sabido, recuperar las partes de la aeronave y por supuesto, las grabadoras de datos de vuelo y de voz, eran indispensables para la investigación. Estos elementos son de especial interés para los investigadores pues les proporcionarán datos sobre le rendimiento y la operación del 737-200C matrícula N810TA de Transair.

En la misión para recuperar las piezas del avión de Transair se involucraron varios actores; entre ellos se encontraron el asegurador del 737 e incluso especialistas en especies en peligro de extinción. Para recuperar el fuselaje se usó un barco de investigación con el que fueron recuperados los motores y una parte del tren de aterrizaje delantero. Este conjunto de piezas del 737 de Transair fue llevado a la costa de Hawái el 17 de octubre.

La siguiente parte en ser sacada del mar fue la parte delantera del fuselaje; esta medía 11.28 metros de largo y un peso más de 7,000 kilogramos. Esta sección fue recuperada el 20 de octubre y dos días más tarde arribó a la orilla. La última parte -y más complicada- en ser recuperada fue la parte trasera del fuselaje.

Esta última sección pesaba casi 22,000 kilos y tenía una forma peculiar que complicada la operación de rescate. Esta parte del 737 de Transair mantuvo la cola y alas unidas al fuselaje lo que hizo que sostener la pieza en su totalidad fuera complejo. Sin embargo, la NTSB logró el cometido y el 30 de octubre recuperó la última pieza rescatable del Boeing 737 sumergido en Hawái.

Ahora que se ha recuperado del mar las piezas de la aeronave accidentada, seguirá la parte de la investigación. El fuselaje será revisado en Hawái mientras que los motores serán llevados a Washington. De igual manera, las grabadoras de datos de vuelo y la de voz dejarán la isla para ser sometidas a análisis profundos. De acuerdo con la NTSB, la investigación completa sobre el caso del Boeing 737 de Transair que amerizó en Hawái quedará concluida en uno o dos años.

RELACIONADO
Boeing pagará (otra vez) millonaria multa a la FAA por fallas en el 737
  • author's avatar

    By: Ingrid Gil

    Sobrecargo de aviación. Licenciatura en Sociología en FCPyS, UNAM. He colaborado en proyectos de investigación en el ColMex y la UNAM.

  • author's avatar

Deja tu comentario.

También te podría gustar...