Por cierre parcial del Gobierno de EE.UU., el Gulfstream G600 no puede ser certificado

Desde el pasado 22 de diciembre el Gobierno de los Estados Unidos y sus ambas cámaras legislativas sufrieron de un cierre parcial de actividades, lo que obligó a un paro de actividades burocráticas en una jornada más que histórica.

La aviación sufrió un gran impacto negativo, varios operadores se vieron en la necesidad de aplazar sus planes por la falta de personal de la Administración Federal de Aviación (FAA), tal es el caso de la compañía Southwest Airlines que tuvo que postergar el lanzamiento de su vuelo directo a Hawái por la falta de certificación de la ruta.

También la certificación ETOPS del nuevo A330neo ha sido aplazada y recientemente la del Gulfstream G600 que según el cronograma de pruebas, la certificación deberá de comenzar a principios de este año 2019, pero la falta de personal e inspectores que comiencen las pruebas de este avión podría retrasar el calendario.

Frente a todo pronóstico y en medio de una reactivación gubernamental paulatina, el fabricante deberá esperar la certificación hasta el mes de junio y así comenzar las primeras entregas programadas a finales de este 2019.  Un retraso de casi medio año.

El avión ha acumulado ya 2,900 horas y ha completado varias pruebas de certificación para cualidades de vuelo; operaciones del motor y del inversor de empuje; sistema de protección contra hielo y control ambiental; rendimiento; controles de vuelo; ventilación y refrigeración; sistema de combustible; entre otras.

El G600 puede volar sin escalas desde Londres a Los Ángeles, desde São Paulo a Aspen o desde Hong Kong a Viena a una velocidad Mach 0.90. Su recorrido es de 6,500 nm / 12,038 km a una velocidad de crucero de Mach 0.85. La velocidad máxima de operación para la aeronave es Mach 0.925.

Deja tu comentario.

También te podría gustar...

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com