Se demora la reparación de los motores Trent 1000

El fabricante de motores Rolls-Royce se encuentra desarrollando nuevas palas para la turbina de alta presión del motor Trent 1000, que son usados por el fabricante aeronáutico Boeing en sus aviones 787 Dreamliner. Siguiendo un riguroso cronograma para poder solucionar los problemas que se han encontrado en los motores, Rolls-Royce avisa que sufrirá un nuevo retraso.

Tras evaluar las nuevas propuestas que plantean modificaciones en materiales del motor, llegaron a la conclusión que estas tenían un “nivel insuficiente”, por lo que no podían garantizar su durabilidad. La compañía se habría planteado como objetivo la primera mitad del 2021, al no poder llegar a los estándares que se buscan para erradicar los errores, Rolls-Royce el retraso.

Así lo dieron a conocer el pasado 7 de noviembre de 2019, Rolls-Royce realizó en una actualización financiera. La revisión financiera del programa Trent 1000 reveló un costo de £ 2.4 mil millones de libras ($ 3 mil millones de dólares) para poder encontrar una solución de los problemas del motor.

En esta actualización financiera no incluye un cargo adicional de £ 1.4 mil millones de libras ($ 1.7 mil millones de dólares) en 2019 como resultado de las visitas realizadas a clientes, como así como de pérdidas contractuales esperadas en los próximos años.

El CEO de Rolls-Royce, Warren East, dijo:

Aunque lamentamos que el blade no esté listo cuando lo habíamos planeado originalmente, nuestra comprensión de los problemas técnicos ha mejorado significativamente”.

Deja tu comentario.

También te podría gustar...

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com