Una vez más, incautan Dash 8 de Air Tanzania durante vuelo de entrega

El Ministerio de Relaciones Exteriores y Cooperación Internacional de Tanzania informó este sábado 23 de noviembre que, el más nuevo de Havilland Dash 8 Q400 de la aerolínea estatal de bandera Air Tanzania, ha sido incautado poco antes del vuelo de entrega por decisión de un juez canadiense, después de la demanda de un ciudadano sudafricano a raíz de una acción judicial de reparación de bienes, que se extiende en tribunales internacionales por años.

El avión en cuestión, el matrícula de pruebas C-GJOV (s/n 4608), actualmente listo en el centro de entregas del fabricante aeronáutico canadiense de Havilland en el Aeropuerto de Toronto-Downsview. Según las autoridades tanzanas, la entrega a Air Tanzania debería de ocurrir ‘a finales de noviembre’, convirtiéndose así en el quinto turbohélice regional de la aerolínea; sin embargo, los planes para incorporarlo lo más pronto posible fueron interrumpidos.

El personaje en el centro de la incautación, el granjero sudafricano Hermanus Steyn, que hace treinta y siete años, demanda al gobierno de Tanzania por confiscar sus tierras y propiedades, incluyendo una fábrica de tejidos, sin una compensación financiera adecuada, como prevén las leyes del derecho internacional. Actualmente, Steyn demanda el gobierno tanzano en tribunales en Canadá, Estados Unidos y Sudáfrica.

Esta no es la primera vez que el gobierno tanzano, a través de la Agencia de Vuelo del Gobierno de Tanzania (TGFA), tiene aeronaves incautadas por la misma acción. El año pasado, durante la entrega del primer 787-8 Dreamliner de la aerolínea, Steyn intentó incautarlo en Estados Unidos, pero no logró; posteriormente, en Canadá, aseguró la incautación temporal de un Bombardier Q400. Y más recientemente, en agosto de este año, también aseguró la incautación del A220-300 matrícula 5H-TCH en Sudáfrica, luego de su aterrizaje en el Aeropuerto Internacional de Johannesburgo-Oliver Reginald Tambo.

Al igual que en las incautaciones anteriores, las autoridades del país africano expresaron su “pesar” por la situación y pidieron al embajador canadiense en Tanzania que brinde más detalles sobre la situación. Según los abogados de Steyn, la compensación a la que tiene derecho actualmente, con ajustes de interés y valor, se estima en 33 millones de dólares. 

Foto: Frederick K. Larkin/Flickr

Deja tu comentario.

También te podría gustar...

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com