📷 Wikicommons - Superfastjellyfish

El lugar donde uno vive, que nos da una sensación de seguridad y calma es al que le podemos llamar hogar. Existen infinidad de diseños, de muchos tipos y arquitecturas sin igual. Esta casa que te mostramos le pertenece a un amante de la aviación llamado Francie Rehwald, que le dio un toque perfecto a una casa minimalista. Gracias a un Boeing 747 en desuso y a la imaginación del arquitecto estadounidense David Randall Hertz, lograron materializar la que podríamos decir… «la casa de ensueño de cualquier Avgeek».

Las semi alas de este Boeing 747 matrícula N93106 le pertenecieron inicialmente a la legendaria Trans World Airlines (TWA) que fue entregado por el fabricante en 1970. Posteriormente (1992), pasó a manos de la extinta chartera Tower Air, para que en el año 2005, fuera jubilado y puesto en un cementerio de aviones, específicamente en el Aeropuerto de Logística del Sur de California.

La historia cuenta que Francie Rehwald, adquirió el avión por $26,000 dólares, lo cortaron con precisión y fue transportado hasta la propiedad ubicada en las montañas de Santa Mónica en California, Estados Unidos.

El proyecto de esta peculiar casa fue registrado con 17 agencias gubernamentales para que todos supieran de su existencia, y que no fuera confundida con el accidente de algún avión. La casa originalmente estaba ocupada pero en el incendio de Green Meadow de 1993, resultó en la destrucción total.

Si quieres ver esta extraordinaria casa te recomiendo entrar en Netflix, y ver el primer episodio de ‘The World’s Most Extraordinary Homes’, ahí sus anfitriones Caroline y Piers muestran a detalle esta casa que no tiene igual.

  • author's avatar

    Por: Miguel Márquez

    Licenciado en Diseño Gráfico, con más de 15 años en medios de comunicación, editor y productor de medios audiovisuales, espacios radiofónicos y podcast.

    Soy un hombre, Amoroso, Poderoso, Abundante y Libre.

  • author's avatar

Deja tu comentario.