Vuelo de prueba: Sikorsky-Boeing SB-1 superó por primera vez los 200 nudos

Tiempo de lectura: 2 minutos

El Sikorsky-Boeing SB-1 superó por primera vez los 200 nudos de velocidad en un vuelo de prueba en la semana, desde el Centro de Pruebas de Sikorsky en West Palm Beach, Florida. La aeronave es un nuevo concepto de Girodino, es decir un helicóptero que además de tener rotor, cuenta con unas pequeñas superficies de sustentación y un motor capaz de propulsarlo hacia adelante. El SB-1 realizó su primer vuelo hace más de un año en marzo de 2019 y se encuentra en una segunda fase de pruebas.

Uno de los principales requerimientos en el diseño de la aeronave que posiblemente sustituirá a los Blackhawk es la velocidad. Los helicópteros son conocidos por tener falencias en ese aspecto, razón por la cual Sikorsky y Boeing se decantaron por diseñar un Girodino, también conocido como helicóptero compuesto -por la traducción de Compound Helicopter-. El SB-1 ha demostrado ser capaz de volar a 250 nudos en el túnel de viento, ese será el próximo objetivo de los vuelos de prueba.

También podría interesarte: El A400M completa la certificación de lanzamiento de paracaídas simultaneo

De acuerdo con los pilotos de prueba, el SB-1 alcanzó 205 nudos el pasado 9 de junio, aplicando menos del 50% de la potencia máxima del motor, así que 250 nudos parece una meta razonable. El desarrollo de la aeronave, por ahora, se centra en expandir la envolvente de vuelo, buscando una mayor velocidad máxima. Aparentemente, lo harán en sucesivas pruebas incrementando gradualmente 20 nudos cada vez.

Otra particularidad del SB-1 es que cuenta con dos rotores coaxiales, un diseño poco popular que fue muy utilizado por el fabricante ruso Kamov. Sikorsky y Boeing afirman que los rotores ayudan a mejorar la maniobrabilidad de la aeronave, lo que junto con un moderno sistema de control de vuelo “fly-by-wire” convierten al SB-1 en un “helicóptero” muy ágil. En el vuelo de prueba, el girodino fue sometido a giros con 45° de banqueo a baja altura y -según los pilotos- “se sintió natural y confiable”.

El SB-1 hace parte del programa para sustituir la flota de helicópteros del Ejército de los Estados Unidos. La velocidad es uno de los principales requisitos para sustituir a los Sikorsky UH-60 Black Hawk en el transporte de tropas hacia el campo de batalla.

El Director de Ventas del Programa “Future Vertical Lift” de Boeing, Randy Rotte dijo:

Una aeronave rápida, capaz de volar bajo y con gran maniobrabilidad reduce la posibilidad de ser detectada, seguida y atacada por el enemigo”.

Foto: Wikimedia / Sgt. Dana Clarke

  • author's avatar

    Por: Daniel Suárez Mikán

    Un apasionado de la aviación. Controlador de Tránsito Aéreo y futuro Ingeniero Aeroespacial. ¿Sus Hobbies? Su trabajo, es decir, la aviación. También se ocupa como programador, diseñador gráfico, fotógrafo y periodista aeronáutico.

    Cuidad: Bogotá, D.C., Colombia.

  • author's avatar

Deja tu comentario.

También te podría gustar...