Air New Zealand elige el 787-10 para expansión de largo recorrido

Air New Zealand anunció este domingo 26 de mayo la elección del Boeing 787-10 Dreamliner para la expansión de su flota de fuselaje ancho y destinos de largo recorrido en los próximos años. Desde el año pasado, la aerolínea neozelandesa estudiaba modelos tanto del fabricante aeronáutico estadounidense como del europeo Airbus para su futuro crecimiento, que incluiría el lanzamiento de vuelos directos a Nueva York y São Paulo.

Junto a Boeing, Air New Zealand firmó una carta de compromiso para la adquisición de ocho unidades del más grande miembro de la familia Dreamliner en un acuerdo valorado en 2.700 millones de dólares. El acuerdo aún incluye derechos de compra por doce unidades adicionales, que una vez ejercida, elevará a veinte el número de 787-10 Dreamliner encargados al fabricante.

Actualmente, la aerolínea neozelandesa dispone de trece 787-9 Dreamliner en operación y uno pendiente de entrega. Con las entregas del Boeing 787-10, progresivamente, iniciará la jubilación de su veterana flota de 777-200ER, compuesto por nueve unidades. Además, dispone de ocho 777-300ER, que seguirán siendo operados en sinergia con la flota de Dreamliner.

Como publicamos la semana pasada, aunque estaba estudiando también el Airbus A350 XWB como una opción para la flota de largo recorrido, Air New Zealand ya había elegido el fabricante estadounidense para proveer un nuevo avión, manteniendo así la flota estandarizada con productos de un único fabricante. Sin embargo, la disputa estaría entre el 777-9X y el 787-10 Dreamliner.

El Director Ejecutivo de Air New Zealand, Christopher Luxon, comentó:

Esta es una decisión muy importante para nuestra aerolínea. Con el 787-10 ofreciendo una capacidad de pasajeros y carga alrededor de un 15 por ciento mayor en comparación con el 787-9, dicha inversión crea la plataforma para nuestra futura dirección estratégica y abre nuevas oportunidades para crecer. El 787-10 es más largo y aún más eficiente en cuanto al combustible; sin embargo, el elemento de cambio para nosotros ha sido que, trabajando estrechamente con el fabricante, hemos asegurado que el 787-10 habrá de satisfacer nuestras necesidades de red de destinos, incluyendo la capacidad atender mercados similares al de nuestra actual flota de 777-200″.

Como se mencionó anteriormente, el 787-10 es el miembro más grande de la familia Dreamliner. Con 224 pies de largo (68 metros), puede transportar hasta 330 pasajeros en una configuración estándar de dos clases, cerca de 40 asientos más que el 787-9. Impulsado por un conjunto de nuevas tecnologías y un diseño revolucionario, el 787-10 estableció un nuevo estándar para economía de combustible y operacional cuando entró en el servicio comercial el año pasado; entre toda la eficiencia ofrecida, permite a los operadores reducir en un 25 por ciento el consumo de combustible por asiento en comparación con las aeronaves anteriores.

Deja tu comentario.

También te podría gustar...

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com