Estados Unidos perdió dos drones sobre Siria el martes, después de una colisión en el aire, dijo un funcionario de defensa. Imágenes de aviones en llamas que se estrellan contra el suelo se publicaron en Twitter. Se especuló que eran MQ-9 Reapers, y que eran pilotados de forma remota y predominantemente armados como cazador-asesino, pero también capaces de realizar recolección de inteligencia.

Los informes indican que hubo una colisión, pero no está claro si les dispararon después, y si eso causó el choque.

Horas antes, surgieron informes de que grupos militantes en Idlib opuestos al dictador sirio Bashar Al Assad habían derribado dos drones, posiblemente pertenecientes a Rusia. Sin embargo, las imágenes y videos posteriores que aparecieron en las redes sociales sugirieron que al menos uno de estos aviones no tripulados derribados podría haber sido un MQ-9.

El avión de movimiento lento, con una velocidad de crucero de 230 millas por hora, está principalmente armado con municiones como misiles AGM-114 Hellfire, GBU-12 Paveway II y municiones de ataque directo conjunto GBU-38.

La mayoría de los Hellfire son guiados por láser, aunque la variante del arco largo AGM-114L utiliza un sistema de guía de radar de ondas milimétricas. El AGM-179A tiene modos de guía de radar de ondas milimétricas y láser, lo que lo hace mucho más flexible en condiciones climáticas adversas o en presencia de otros oscurecedores atmosféricos. También se puede emplear usando una gama mucho más amplia de tácticas y no necesariamente requiere que se coloque un láser en el objetivo para enfocarse en el.

  • author's avatar

    Por: Hans Bravo

    Arquitecto, Piloto Comercial de Ala Fija y Spotter

    Fotógrafo de Transponder 1200

  • author's avatar

Deja tu comentario.