Europa hace obligatorio el uso de satélites para la navegación aérea

Tiempo de lectura: 3 minutos

El eficiente uso del espacio aéreo, pistas y combustible requiere que los aviones sigan trayectorias cada vez más precisas, por lo que los equipos de navegación satelital se convierten en algo indispensable en la aviación. Bajo esta premisa, la Comisión Europea creó el Servicio Europeo de Superposicionamiento de Navegación Geoestacionaria (EGNOS) a principios del siglo. La razón detrás del aumento en la señal del GPS para hacerlo suficientemente confiable y preciso para la aviación comercial sigue siendo válido, pero los fabricantes y aerolíneas solo veían esto como la necesidad de equipar los aviones con un costo adicional.

Aunque esa actitud fue cambiando, de todas formas ya no tienen opción, la CE determinó que EGNOS debe ser la base para todos los procedimientos de aproximación para el 2030, por lo que la industria debe moverse rápidamente hacia el uso del sistema satelital europeo de aumentación (SBAS).

El mandato hace referencia a la navegación basada en desempeño (PBN) en Europa, y utilizando EGNOS es la única manera de que la trayectoria de vuelo del avión llegue a su nivel de precisión que requiere el PBN. Por lo tanto, una aproximación de precisión de Categoría 1 deberá estar disponible para cualquier pista con una instrumentación (no visual) para procedimientos de aproximación. Esta etapa está planeada para 2024 y la meta para 2030 es desaparecer cualquier otro tipo de procedimientos.

Como excepción, los sistemas de aterrizaje por instrumentos (ILS) se mantendrán en donde ofrecen aproximaciones Cat 2 y Cat 3, como los aeropuertos en donde el acceso se debe preservar incluso cuando hay condiciones de muy baja visibilidad. Los proveedores de servicios de navegación en Europa (ANSP) esperan ahorros importantes, el costo de mantenimiento de un ILS se estima en más de $60,000 dólares anuales, e instalar uno nuevo involucra trabajos importantes de ingeniería civil que pueden llegar a los €3 millones de euros.

Impulso de los principales países

EGNOS es un programa de la Unión Europea administrado por Proveedor de Servicios Satelitales Europeos, propiedad de siete países: Francia, Alemania, Italia, Portugal, España, Suiza y el Reino Unido. Todos ellos tienen un gran interés en ver que EGNOS se adopta y se reduzca la infraestructura en tierra. DSNA, en particular, maneja alrededor del doble de pistas con aproximación por instrumentos que Alemania o el RU. DSNA actúa con relativa prisa, ya que 50 de sus 100 instalaciones Cat 1 debe ser retiradas, gracias a la publicación de las aproximaciones con EGNOS, de acuerdo con el Director del programa de navegación satelital de DSNA

Reducir el tamaño de la red de ILS ya ha llevado a ahorros importantes para el DSNA de €5 millones de euros anuales, una tercera parte del presupuesto anual de equipos de navegación. DSNA mantendrá sus 30 ILS Cat 3 y se ha definido una red mínima de operación en caso de que se pierda el servicio satelital a gran escala. El ILS Cat 1 se mantendrá en 38 aeropuertos.

Otras ayudas de navegación basadas en tierra, como los VOR y faros no direccionales (NDB) serán retirados también como parte de la estrategia; por lo que el número de VOR se reducirá a 51 para el 2030 de 84, y los NDB serán eliminados.

RELACIONADO
Ryanair advierte que podría cerrar temporalmente sus bases en los Aeropuertos de Cork y Shannon

Los equipos se instalarán de fábrica

Entre 2000 y 2010 los promotores del SBAS enfrentaron oposición de Airbus y Boeing que apostaban por otros medios de navegación. Esto explica la relativa baja proporción de aviones equipados. Las estadísticas de tráfico aéreo en el Aeropuerto de Niza, por ejemplo, muestran que menos del 20% de los aviones que aterrizan ahí están equipados para aproximaciones EGNOS.

Los fabricantes y aerolíneas parece que ahora están adoptando el principio de EGNOS, Airbus diseñó un display en que el sistema de aterrizaje es identificado (normalmente ILS, SBAS o aumentación de tierra) pero la interfase humano-máquina lo hace ver como un ILS. La política de Air France es instalar los receptores SBAS en su flota lo antes posible.

Los promotores de EGNOS están comenzando a voltear hacia Galileo, la contraparte europea del GPS de EE.UU. El siguiente año Galileo cumplirá con los estándares de OACI. Algunos fabricantes des sistema han comenzado a desarrollar un receptor para Galileo, por lo que la certificación se ve posible para el 2024. En el futuro el EUSPA puede estimular ese trabajo como parte de los esfuerzos soberanos de la Comunidad Europea, así que EGNOS podría finalmente ser capaz de aumentar las señales tanto del GPS como de Galileo.

  • author's avatar

    Por: Erick Haw Mayer

    Apasionado de la aviación y la industria automotriz de toda la vida, tiene una Licenciatura en Informática y un Postgrado en Comunicación y R.P. Aunque tiene experiencia en empresas del rubro automotriz y en Mexicana de Aviación, su vida profesional se ha dedicado más al periodismo especializado en todo tipo de medios impresos y electrónicos, incluyendo la revista Avión Revue de Latinoamérica.

  • author's avatar

Deja tu comentario.

También te podría gustar...