La historia de los ‘Ed Force One’ de Iron Maiden

Telegram

Es de público conocimiento que muchas personas cuentan con licencia de piloto aviador. También sabemos que hay actores, directores, cantantes y jugadores de diferentes deportes que tienen sus propios aviones. Pero hay una banda que ha conseguido tener sus propios aviones heavy para llevarlos a las giras musicales y que su vocalista puede volarlos… ¡Esta es la historia de los ‘Ed Force One de Iron Maiden!

Primero que nada, es importante señalar que antes de tener los famosos aviones Ed Force One, la banda inglesa contaba un pequeño avión bimotor presurizado de ocho plazas. Este primer avión era utilizado para transportarse en algunas giras. Sin embargo, el vocalista y piloto, Bruce Dickinson, siempre tuvo una idea clara de volar un avión propio. Su sueño era tener la capacidad económica de comprar un Boeing 707 y llevar a su equipo alrededor del mundo.

Tras varios años -hasta 2008- Iron Maiden adquirió en conjunto con Astraeus una aeronave Boeing 757-200, este fue el primer Ed Force One. El nombre de la aeronave fue elegido por los seguidores de la banda a través de una convocatoria. Como resultado de una mezcla de Eddie the Head (nombre de su icónica mascota) y el Air Force One, avión presidencial de los EE. UU. Desde entonces voló bajo el callsign AEU666 también en alusión a una de sus canciones (“The number of the beast”).

Este primer avión fue adaptado con 20 plazas de clase business con todas las comodidades que estos suelen ofrecer. Además, contaba con 54 asientos de clase económica para el equipo técnico y el personal encargado del montaje.

El avión que portaba la matrícula G-STRX, realizó su debut para la gira mundial Somewhere Back in Time World Tour (2008-2009). Fue entonces que, por primera vez, Iron Maiden volaba en su propio 757. En este transportaban al personal y equipo necesario para las presentaciones de la banda inglesa. Con este, el vocalista Bruce Dickinson cumplió su sueño de ir al mando de la aeronave.

Para la gira The Final Frontier Tour (2010-201), Iron Maiden usó otro 757-200 también propiedad de Astraeus. Durante siete años los 757 Ed Force One operaron con diferentes libreas siempre con diseños alusivos a sus giras. No obstante, con la quiebra en 2011, los aviones fueron llevados a tierra y terminaron sus días rockeando en el cielo.

RELACIONADO
Mujeres piloto, volando cada vez más alto

 En 2015 -ocho años después de la llegada del primer heavy- un nuevo avión se unió al clan. Se trató de un Boeing 747-400, un avión mucho más grande proporcionado por Air Atlanta Icelandic. Este para algunos es considerado como la «Reina de los Cielos del Heavy Metal».

La historia de este 747 data del 2003 cuando fue comprado por Air France. Como aeronave comercial tenía una capacidad de 432 pasajeros. Tras 12 años, la aerolínea francesa lo retiró de su flota. Fue entonces que “la reina de los cielos” pasó a manos de la compañía de vuelos chárter Air Atlantic Icelandic.

Con la integración del 747, Bruce Dickinson tuvo que prepararse para obtener la capacidad de este nuevo modelo de Boeing.  Una vez con ese requisito cumplido, Dickinson estuvo listo para volar y llevar a toda la banda y el resto del crew a lo más alto. La primera gira en la que el 747 matrícula TF-AAK transportó a Iron Maiden fue The Book of Souls World Tour en 2016.

https://youtu.be/nwpvoUYaR9U

  • author's avatar

    Por: Ingrid Gil

    Sobrecargo de aviación. Licenciatura en Sociología en FCPyS, UNAM. He colaborado en proyectos de investigación en el ColMex y la UNAM.

  • author's avatar

Deja tu comentario.

También te podría gustar...