Miembros de Greenpeace vandalizan Boeing 777 de Air France

En las primeras horas del 5 de marzo, activistas de la Organización No Gubernamental Greenpeace se infiltraron al Aeropuerto Charles de Gaulle en París. Una vez dentro se acercaron a la plataforma y en un acto de protesta, vandalizaron un Boeing 777 de Air France. Los integrantes de Greenpeace llamaron al acto, una toma de “Acción Directa”.  El motivo de esta manifestación fue una queja en contra del Gobierno francés.

De acuerdo con un tweet de Greenpeace Francia, la denuncia está dirigida en especial al Ministro de Transporte, Jean-Baptiste Djebbari. En la misma red social, la ONG difundió videos donde se muestra desde el momento en que llegaron hasta cuando comenzaron a pintar de verde el 777 de Air France. En una de las publicaciones de Greenpeace se puede leer:

Dado que la emergencia climática exige una reducción del tráfico aéreo, Jean-Baptiste Djebbari todavía piensa que un avión (hipotéticamente) será suficiente. Denunciamos el greenwashing del gobierno.”

*El término greenwashing –o lavado verde- se refiere a una estrategia de mercadotecnia que usa la ecología como bandera.

Greenpeace llama a tomar acciones radicales y a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) ya mismo. Esto con el fin de evitar que el cambio climático siga aumentando. La protesta de la ONG resultó de una declaración del Ministro donde plantea el desarrollo de un avión cero emisiones para el 2035. Sin embargo, los activistas consideran que los planes son a muy largo plazo y además no serán suficientes ni efectivos. Todo lo anterior, fue el motivo para vandalizar el avión de la aerolínea bandera, Air France

RELACIONADO
Gobierno de Alemania acuerda rescate financiero de Lufthansa por €9.8 mil millones

Francia se ha sumado a los países que están apuntando a hacer las cosas con conciencia medioambiental. El 10 de febrero presentó ante el Parlamento un proyecto de ley llamado “Clima y Resiliencia”. Con esta se busca cambiar el camino y llevar a Francia a un futuro más sustentable. De ser aprobada, a partir del 2022 serán denegadas las expansiones de los aeropuertos que resulten en un aumento de las emisiones de GEI.

Además, prohibiría a las aerolíneas realizar vuelos entre destinos que tengan una conexión vía tren menos a dos horas y media. Esta medida, por ejemplo, es considerada como ineficiente por Greenpeace. La Organización considera que gracias a ese movimiento sólo se reducirá en un 0.5% las emisiones de gases.

Si bien el cambio climático es un problema inmediato, las soluciones lamentablemente no pueden ser de manera tajante. Para realizar bien las cosas se deben hacer con análisis, de manera ordenada y transicional. Las manifestaciones del tipo no solo no ayudan a una respuesta favorable, sino que polarizan a la población. Esa radicalización hace que la brecha entre personas sea más grande y mucho más difícil llegar a acuerdo y resoluciones.

  • author's avatar

    Por: Ingrid Gil

    Sobrecargo de aviación. Licenciatura en Sociología en FCPyS, UNAM. He colaborado en proyectos de investigación en el ColMex y la UNAM.

  • author's avatar

Deja tu comentario.

También te podría gustar...