La Junta de Investigación de Accidentes Aéreos (AAIB) de Pakistán publicó un informe preliminar de la investigación del accidente del vuelo PK8303 de Pakistan International Airlines (PIA) el pasado 22 de mayo en Karachi. El Airbus A320 se estrelló en una zona poblada de la ciudad a escasos metros del aeropuerto después de haber hecho un intento de aterrizar.

El informe deja ver que los pilotos no cumplieron con los procedimientos en cabina, que su comportamiento no era el adecuado para el vuelo y que estaban distraídos mientras procedían para aterrizar. Según lo publicado, la tripulación “no cumplió con los ‘Callouts’ reglamentarios ni aplicó el CRM adecuadamente durante la mayoría del vuelo”.

También podría interesarte: PK8303: Imágenes del momento exacto cuando ambos motores del A320 rasparon la pista

Al inicio de la aproximación, el avión se encontraba muy por encima de la altitud asignada para cruzar el punto MAKLI a 15 millas náuticas (nm) de Karachi. La tripulación fue instruida para cruzar con 3.000 pies, pero cruzaron con 9.780. El Controlador de Tránsito Aéreo le advierte a la tripulación que están muy alto y le sugiere hacer un patrón de espera para perder altitud, pero el piloto rechaza la propuesta y procede con un descenso pronunciado hacia la pista.

A 10,5 nm de la pista, aún con 7.221 pies de altitud, la tripulación extiende el tren de aterrizaje y continúa su descenso pronunciado con los Spoilers extendidos. El ATC sugiere por segunda vez interrumpir la aproximación, pero la tripulación se niega y continúa el procedimiento hacia Karachi. A escasos 1.740 pies, la tripulación intercepta la senda de planeo a 243 nudos, extiende los Flaps a posición 1, retrae el tren de aterrizaje y suena la alarma de exceso de velocidad en cabina, así como el GPWS (Sistema de alerta de proximidad con el terreno).

A 500 pies sobre el terreno, el avión volaba a 220 nudos, con los Flaps en posición 3, descendiendo a más de 2000 pies por minuto. La aproximación estaba completamente desestabilizada, pero aún así la tripulación decidió continuar con el aterrizaje. En un procedimiento estabilizado, el avión debería tener una velocidad inferior a 150 nudos y descender a menos de 800 pies por minuto. A pesar de las múltiples alarmas en cabina, los pilotos decidieron continuar hasta que tocaron la pista, con el tren retraído, golpeando los motores e iniciando el procedimiento de frenado, antes de abortar el aterrizaje e intentar hacer un “motor y al aire” (Go-Around).

La grabadora de datos de cabina mostró que el piloto alcanzó a retrasar las palancas de potencia para frenar, antes de tomar la decisión de ir al aire nuevamente. Pocos segundos después de ir al aire ambos motores fallaron, la RAT se desplegó y el avión se accidentó a 1,3 kilómetros de la pista. El tren de aterrizaje estaba desplegado al momento del accidente y los motores mostraron signos de que no estaban produciendo empuje al momento del accidente.

Según la grabadora de voz en cabina, los pilotos estaban enfocados en una discusión que sostenían sobre el Coronavirus, ya que sus familias se habían visto afectadas; evidentemente no estaban prestando atención al vuelo. La Autoridad de Aviación de Pakistán dijo que continuará con la investigación, enfocándose en el entrenamiento y certificación de la tripulación y el historial de mantenimiento de la aeronave.

  • author's avatar

    Por: Daniel Suárez Mikán

    Un apasionado de la aviación. Controlador de Tránsito Aéreo y futuro Ingeniero Aeroespacial. ¿Sus Hobbies? Su trabajo, es decir, la aviación. También se ocupa como programador, diseñador gráfico, fotógrafo y periodista aeronáutico.

    Cuidad: Bogotá, D.C., Colombia.

  • author's avatar

Deja tu comentario.