Los viajeros más frecuentes conocen de memoria las rutinas de despegue y aterrizaje. Todos estamos acostumbrados a levantar nuestras mesitas, ajustar la posición de nuestro asiento y abrocharnos los cinturones de seguridad.

Algunos pasajeros probablemente puedan recitar los videos de seguridad mientras duermen. Estas cosas se explican por sí mismas cuando se trata de seguridad personal. Sin embargo, un procedimiento de seguridad menos obvio es la atenuación de las luces en la cabina, lo que indica que la aeronave está a punto de despegar o comenzar su descenso final. La razón principal por la que esto sucede no es para aumentar su entusiasmo; es para garantizar su seguridad.

Nuestros ojos tardan varios minutos en adaptarse correctamente a un cambio de iluminación. Algunas personas pueden necesitar hasta 30 minutos para ver claramente en la oscuridad. En una emergencia, esta vez podría significar la diferencia entre la vida y la muerte. Si sus ojos ya se han adaptado, entonces puede reaccionar más rápido durante un apagón o una emergencia. Además, la luz de la cabina más tenue significa que las marcas de emergencia son más visibles.

Como la mayoría de los accidentes ocurren durante las maniobras de despegue y aterrizaje, es más seguro atenuar las luces y asegurarse de que los pasajeros estén completamente preparados para tomar medidas de emergencia. Esta es también la razón por la que deben levantarse las persianas de las ventanas. Esto significa que nuestros ojos pueden adaptarse a la luz natural del exterior, ya sea de día o de noche, y estamos preparados para cualquier situación en caso de que necesitemos salir del avión rápidamente.

Por supuesto, atenuar las luces de la cabina en vuelos nocturnos durante el período de crucero, es simplemente para ayudar a los pasajeros a dormir y ajustar sus relojes corporales. Ahora, la tecnología moderna ha llevado esto aún más lejos. Algunos aviones de nueva generación cuentan con opciones de iluminación adicionales, que en realidad ayudan a minimizar el desfase horario.

Entonces, la próxima vez que se apaguen las luces para aterrizar, sabrá porque y como lo ayuda a mantenerse a salvo. También puede notar los diferentes tipos de luz que se utilizan para la cabina principal, las lámparas de lectura y la iluminación de emergencia. Las diferentes aerolíneas también utilizan diferentes tonos de luz en sus aviones para reforzar su imagen. Con los nuevos sistemas de iluminación ambiental demostrando ser un éxito, quizás veamos más innovaciones que ayudarán a que volar y que sea aún más agradable.

  • author's avatar

    Por: Hans Bravo

    Arquitecto, Piloto Comercial de Ala Fija y Spotter

    Fotógrafo de Transponder 1200

  • author's avatar

Deja tu comentario.