Tim Clark cuestiona el futuro del Boeing 787 Dreamliner en Emirates

Tiempo de lectura: 2 minutos

Luego de que Boeing confirmara una nueva demora para la entrega del 777-9 hasta el 2025, al presidente de Emirates, Tim Clark, se le subió la bilirrubina nuevamente y está que echa chispas contra el fabricante de Seattle. Y no solo por el nuevo avión, sino también por el cada vez mayor retraso en recibir los 30 787-9 Dreamliners que también tiene pedidos la aerolínea y que debieron comenzar a entregarse el año pasado.

From the Cockpit

Previendo que estas demoras empujarán la renovación de flota unos años más, Emirates decidió reconfigurar más aviones de los previstos con la nueva clase Premium Economy y otras actualizaciones, tanto entre los Boeing 777-300ER como 15 Airbus A380 adicionales. Esto suma una inversión de $1,500 millones de dólares y extenderá su vida más allá del 2030.

Clark ha sido un fan del nuevo 777X y ha apoyado a Boeing con el programa a pesar de acumular ya 5 años de retraso contra la fecha originalmente ofrecida para entregarlo. Ya había hecho una reducción de su pedido original que hasta el momento se mantiene en 115 unidades más los 30 Dreamliners que se pidieron para tener un poco más de flexibilidad en la flota para rutas con menor demanda, así como hizo el cambio de los A380 adicionales por 50 A350-900 con Airbus, que hasta el momento van en tiempo para su entrega a partir de este año.

En una entrevista el martes pasado con The Seattle Times, Clark dijo que estaba escéptico sobre la nueva fecha de entrega que sería para julio de 2025. Boeing ya tiene construidos 12 777-9 para Emirates, pero para cuando lleguen a la flota ya tendrán hasta 7 años de haber sido fabricados, por lo que ya no los considera aviones nuevos, aunque no hayan volado. Y espera que Boeing se siente a hablar sobre eso también eventualmente.

Pero ahora está más pesimista sobre el Dreamliner y expresa dudas sobre tomar los 30 aviones que pidió luego de que se detuvieron las entregas por los varios problemas encontrados en los aviones, y que incluso considera que Emirates deje al 787 completamente fuera de su flota.

Estamos analizando toda la situación y viendo si el 787 tiene un lugar en la flota o no, y le avisaremos a Boeing en su momento”.

Luego de 18 meses con casi ninguna entrega, Boeing tiene 115 aviones 787 en inventario que requieren trabajo adicional antes de ser entregados, y un backlog de 481 aviones. Esto ha hecho que los costos del programa sigan escalando y es posible que aun entregando todos los aviones pendientes, no lleguen al punto de equilibrio todavía. David Calhoun, CEO de Boeing, dijo que ya enviaron a la FAA el plan de certificación de los aviones y tiene esperanza de reiniciar las entregas para el segundo semestre del año.

Claro que las declaraciones de Clark, provenientes de su fuerte enojo contra el fabricante estadounidense, tienen también la intención de meterle presión a Boeing para renegociar contratos y conseguir nuevas ventajas y compensaciones para no cancelar pedidos, que por contrato bien podría comenzar a hacer sin penalización para la aerolínea. Y eso es justo lo último que Boeing necesita en este momento para sus emproblemados aviones de cabina ancha.

  • author's avatar

    By: Erick Haw Mayer

    Apasionado de la aviación y la industria automotriz de toda la vida, tiene una Licenciatura en Informática y un Postgrado en Comunicación y R.P. Aunque tiene experiencia en empresas del rubro automotriz y en Mexicana de Aviación, su vida profesional se ha dedicado más al periodismo especializado en todo tipo de medios impresos y electrónicos, incluyendo la revista Avión Revue de Latinoamérica.

  • author's avatar

Deja tu comentario.