Top Gun: Maverick | China movió satélites espías para investigar el Darkstar

Tiempo de lectura: 2 minutos

Después de más de treinta años, la secuencia Top Gun: Maverick finalmente llegó a los cines de todo el mundo, combinando la nostalgia del pasado con lo último en modernidad en aviación militar; pero no todos los aviones que aparecen en la película son reales (al menos hasta donde sabemos), como es el caso del hipersónico Darkstar. Sin embargo, durante el rodaje de la película, “algunos curiosos” fueron asegurarse de qué se trataba el “nuevo avión”. 

Eso porque según el legendario cineasta Jerry Bruckheimer, con el rollout de la maqueta en tamaño real del Darkstar y el rodaje de las escenas con el modelo ficticio, China habría movido uno de sus satélites espía para investigar si el avión era real o no. “La Marina nos dijo que un satélite chino giró y tomó una ruta diferente para fotografiar el avión. Pensaron que era real”, comentó Bruckheimer durante una conferencia de prensa que fue parte del estreno de la película. 

El Darkstar se parece a las representaciones artísticas de cómo se vería el SR-72, un dron hipersónico conceptual destinado a inteligencia, vigilancia y reconocimiento diseñado por Lockheed Martin para ser el reemplazo del SR-71 Blackbird. Resulta que esto puede no haber sido por casualidad; según Bruckheimer y Joseph Kosinski, director de la película, trabajaron con ingenieros de la Skunk Works de Lockheed Martin en el diseño para hacerlo lo más realista posible.

Si alguna empresa pudiera hacer que un avión ficticio pareciera lo suficientemente real como para engañar a los chinos para que reorientara un satélite espía para tomar fotografías, sería la legendaria Skunk Works de Lockheed Martin; la empresa se ha especializado en el diseño de aeronaves militares secretas innovadoras durante décadas, como el SR-71 Blackbird, el F-117 Nighthawk y el F-22 Raptor. “Joe trabajó con Skunk Works y Lockheed para diseñar el avión. Así que se divirtieron mucho ensamblando el Darkstar”, destacó Bruckheimer.

Según el director de Top Gun: Maverick, era esencial que entregaran este grado de realismo al avión ficticio, porque tenía que encajar en las plataformas que se muestran en la película, como el F/A-18 Super Hornet de la Marina. “El Darkstar tenía que parecer tan real como los demás para que los espectadores pudieran creer, por eso trabajamos en estrecha colaboración el Skunk Works de Lockheed Martin”, finalizó. 

  • author's avatar

    By: Erick Cerqueira

    Amante de la aviación desde el nacimiento, trillando caminos hacia vuelos más altos.

    Bachillerato en Relaciones Internacionales por la Federal University of Sergipe (UFS).

    En Instagram @ecfilho_ | erick.cerqueira@transponder1200.com

  • author's avatar

Deja tu comentario.