Tripulaciones de Pilotos fatigados: 596 eventos de riesgo y contando…

El 21 de agosto de 2017, platiqué con ustedes al respecto del grave evento sucedido en el Aeropuerto Internacional de San Francisco California. A las 23:56 horas locales de ese 7 de julio, gracias a la advertencia de los Pilotos en la calle de rodaje próxima a la pista en uso, el llamado del controlador de tránsito aéreo (CTA) y la maniobra de Go-Around (descontinuar el aterrizaje), se evitó lo que pudo ser, el segundo evento más desafortunado de la historia de la aviación.

En esa ocasión comenté que, para nosotros en Transponder 1200, dos pudieron haber sido los factores principales en la sucesión de eventos de la cadena del error:

  1. Fatiga de la tripulación (Engaño visual/kinético y aseguramiento mental incorrecto).
  2. Falla de CRM.

Pues bien, los resultados que se han vertido al público desde la Autoridad Canadiense en conjunto con la Junta Nacional de Seguridad del Transporte (NTSB), han manifestado que la causa probable de este evento se debió a “Fatiga de los miembros de la tripulación de Pilotos”. Lo anterior de suyo, es grave.

Es reprobable que en pleno siglo XXI, con toda la información que existe al respecto de los factores aeromédicos, continúe la insistencia de exceder las horas de vuelo y jornadas en las cabinas, abriendo la posibilidad de tener un incidente mayor o accidente muy grave.

Y no, no es especulativa la frase anterior como tampoco pretendo generar psicosis por lo arriba descrito. Es de trato serio este tema, cuando en dos años (2017-2018) se han registrado 596 eventos diversos por fatiga de tripulación como son: aterrizaje en pistas y aeropuertos equivocados.

Este número, increíblemente sigue subiendo, ahí radica lo peligroso.

La primera referencia mediática que tuvimos al respecto de un aterrizaje sobre calle de rodaje, fue la del Actor Harrison Ford en febrero del año pasado en el aeropuerto John Wayne en California, EUA. Más grave aún, es que la mayoría de los operadores y concesionarios no quieran ver el elefante en la sala: el factor estrés por fatiga operacional.

Aquí me permito citar textual lo que la FAA define como fatiga operacional:

La fatiga es una condición caracterizada por una sensación de incomodidad creciente con reducción de la capacidad para trabajar, reducción de la eficiencia en cumplir metas, pérdida de la capacidad para responder a estímulos, y usualmente está acompañada por la sensación de cansancio y agotamiento.”

Si los operadores y concesionarios insisten en no dar solución al problema de rostering (asignación de vuelos), no respetar las horas mínimas de descanso horizontal, incrementar la vigilancia en el comportamiento de sus tripulaciones al terminar jornadas de vuelo excesivas o nocturnas consecutivas, habrá de generarse las condiciones ideales para que, ahora sí, tengamos un segundo evento tan, o más catastrófico como aquel en Tenerife, en marzo de 1977.

¡Vuelos seguros para todos!

Deja tu comentario.

También te podría gustar...

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com