Este incidente tuvo lugar en febrero de 2017, cuando el actor Harrison Ford, aterrizó su Aviat Husky A-1C-200 de matrícula N89HU en una calle de rodaje en el Aeropuerto John Wayne, California en los Estados Unidos, a pesar de que las instrucciones por parte del Control de Tráfico Aéreo fueron que aterrizara en la pista 20L.

La Administración Federal de Aviación (FAA) realizó una investigación de este hecho, pues el actor sobrevoló segundos antes de tocar tierra, un Boeing 737 matrícula N89HU propiedad de American Airlines, que se encontraba rodando hacia pista activa, esta maniobra puso en riesgo a ambas aeronaves.

Poco después, Ford realizó una llamada telefónica a la torre John Wayne, sus primeras palabras al controlador que respondió fueron: «Sí, hola, soy Husky 89HU, soy el idiota que aterrizó en la calle de rodaje …».

En abril de ese mismo año, el abogado de Ford, Steven Hofer, dio a conocer que la FAA no sancionó al actor por el aterrizaje en la calle de rodaje. Además mencionó que durante las entrevistas de la FAA con Ford. «No lo trataron con privilegios, fueron educados pero sus preguntas fueron concretas y directas«.

Después de las entrevistas, la FAA decidió exigir a Ford que realizara un asesoramiento por parte de expertos aviadores. Al respecto su abogado mencionó que Ford entiende su error, fue sincero y directo sobre lo que sucedió además mencionó que una situación así no va a suceder de nuevo.

  • author's avatar

    Por: Miguel Márquez

    Licenciado en Diseño Gráfico, con más de 15 años en medios de comunicación, editor y productor de medios audiovisuales, espacios radiofónicos y podcast. Soy un hombre, Amoroso, Poderoso, Abundante y Libre.

  • author's avatar


Deja tu comentario.