Video | ¡Flotadito! Aterrizajes con mucho Ground Effect

Tiempo de lectura: 2 minutos

El siguiente video toca un tema que para muchos pilotos significa la diferencia entre un aterrizaje increíble y uno “flotadito” y hasta con dos o tres brincos. Ground Effect, o efecto suelo es un fenómeno al cual todas las aeronaves, ya sean de ala fija o ala rotativa están sometidos.

sas

NOTA: Si no puedes ver el video, da click aquí 

Para poder explicarlo necesitamos hablar un poco de aerodinámica básica. Las alas de los aviones tienen una zona plana que es la parte de abajo del ala o el intradós y una zona curva que es la parte superior del ala o extradós. La diferencia entre la longitud del perfil en la parte superior contra la de la parte inferior, genera sobre el ala una zona de baja presión. 

En la parte inferior el efecto se invierte y se genera una zona de alta presión, esa diferencia de presiones es lo que genera el levantamiento. Cuando nos aproximamos a tierra, esa zona de alta presión se maximiza por un efecto de presurización del aire entre el suelo y las alas. Este efecto va a generar más levantamiento y por consiguiente el avión flota más. El resultado es un avión que pareciera que no quiere aterrizar y que va a florar para siempre. 

Por supuesto este no es el caso, el Ground Effect continua mientras el avión tenga suficiente velocidad, en cuanto la velocidad baje, el avión baja también y lo más probable es que se realice un aterrizaje muy suave pero muy lejos de la zona de toque. Esto es un problema porque nos reduce la zona de frenado. Muchos pilotos, como apreciaremos en este video, intentan romper el ground effect por la fuerza lo que resulta en brincos y toques con una pierna. 

Deja tu comentario.

También te podría gustar...

HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com