¿Cómo se convierte un avión de pasajeros en carguero?

Tiempo de lectura: 3 minutos

El impacto que la pandemia tuvo sobre la aviación fue sin precedentes. Las aerolíneas desde el comienzo de los contagios comenzaron a ser de las primeras afectadas por los bajos niveles de ocupación. Algunas comenzaron a tomar medidas a toda costa para evitar la bancarrota, aunque no a todas les fue mal. Uno de los sectores no tan golpeados por la crisis fue el carguero. El transporte de carga por vía aérea comenzó a experimentar recuperación e incluso crecimiento; por lo que las compañías se dieron cuenta de que había un potencial mercado y comenzaron a dirigir sus esfuerzos hacia aquel rubro. Una de las tendencias últimamente es la conversión de la configuración de un avión de pasajeros a uno de carga.

Si bien, las autoridades aeronáuticas han expedido permisos a las aerolíneas para transportar carga sobre los asientos de pasajeros como medida temporal; existe una medida a largo plazo para llevar carga en el interior de un avión de pasajeros. Esta conversión consiste en transformar por completo la configuración del avión, aprovechar su estructura y realizar adecuaciones para transportar contenedores. Algunas compañías como Boeing, GE Capital Aviation Services (GECAS), Israel Aerospace Industries (IAI), Aeronautical Engineers, Inc. (AEI), y Elbe Flugzeugwerk (EFW) se han dedicado a realizar conversiones a equipos como el Boeing 747, Boeing 777, Boeing 767, Boeing 737, Airbus A321, entre otros.

El programa de conversión a carguero es una solución en que las aerolíneas pueden incluso duplicar la vida útil de sus aeronaves. Esto podría ayudar a las compañías a reemplazar sus cargueros menos eficientes o darle vida a algún equipo que se encuentra próximo al retiro. Pero ¿en qué consiste? ¿Cuáles son los cambios que se realizan?

La transformación depende de cada tipo de aeronave y debe estar autorizado por la autoridad aeronáutica correspondiente y por el fabricante. En general el proceso de transformación es el siguiente:

Las aeronaves se envían a la planta de la compañía donde se realizará la conversión. A su llegada se retiran casi todos los componentes de la cabina de pasajeros; como los asientos, sanitarios, sistema de entretenimiento, mamparas, etc. Posteriormente se retira el suelo, el cual debe reforzarse para soportar el peso de los contenedores. Asimismo, se instala un nuevo sistema en el piso el cual consiste en rodillos y sujeciones para mover los pallets con mayor facilidad y asegurarlos.

Los aviones de pasajeros no cuentan con puertas tan grandes como los aviones de carga. Sería imposible introducir un contenedor convencional a través de la puerta de un avión de pasajeros. Por lo tanto, se recorta una sección del fuselaje y se instala una nueva compuerta reforzada. Mientras se realizan todos los trabajos, la estructura del avión debe permanecer completamente inmóvil ya que podría “torcerse”. Para evitar esa cuestión, se sujeta firmemente cada sección del fuselaje.

Boeing 747-400BDSF convertido a carguero. Foto: IAI.

RELACIONADO
Cargolux analiza utilizar la versión carguera del Boeing 777-300ER

Los sistemas del avión también cambian, por lo que especialistas en los sistemas de aviónica, eléctrico, de extinción de incendios realizan las adaptaciones correspondientes. Se cubren las ventanillas y se refuerza la división entre el compartimento de carga y la cabina de pilotos para evitar un accidente relacionado con el movimiento de los pesados contenedores.

Cuando terminan los trabajos, inician las pruebas de vuelo. Una vez probada la aeronavegabilidad de la aeronave, se entrega a su dueño. El tiempo de entrega varía según la compañía, las cuales ya comienzan a presentar filas de espera y agendas llenas pues es mucho más barato convertir un avión que adquirirlo.

Fotos: IAI.

  • author's avatar

    Por: adminlin

    No hay biografía disponible en este momento

  • author's avatar

Deja tu comentario.

También te podría gustar...