¿Porqué este CRJ-700 tiene esta extraña nariz?

Tiempo de lectura: 2 minutos

Algunos le encuentran parecido a Gonzo (Muppets), otros dicen que es el avión de Pinocho pero aunque su aspecto no es el más atractivo, es una increíble aeronave. Estamos hablando de un Bombardier CRJ-700 con una nariz extraña; esta aeronave pertenece a Northrop Grumman y se ha modificado para usarlo en pruebas de otros aviones.  Entre sus últimas hazañas se cuenta el poner a prueba el nuevo radar del F-16.

GOOGLE NEWS

Este CRJ-700 de poco más de 22 años y que porta la matrícula N804X, fue adquirido por Northrop Grumman desde el 2010. En ese entonces, conservaba su antigua matrícula N602LJ que había tenido con su anterior dueño, Learjet Incorporation. Para febrero del 2011 recibió su registro actual y comenzó a operar como algo similar a un “laboratorio” aéreo.

Gracias a sus modificaciones el CRJ-700, hablamos de la extraña nariz, ha participado en eventos de prueba de Large Force Employment es decir, Empleo de Grandes Fuerzas. Con el N804X y su hermano, otro CRJ-700 con matrícula N805X, se pueden realizar pruebas para armas y sistemas de aviones tácticos. Los vuelos con estas aeronaves permiten realizar ejercicios en condiciones reales. A partir de estos ejercicios se logra eliminar errores y hacer que los sistemas y operaciones sean aún mejor que los planes iniciales.

El mes pasado el CRJ-700 con nariz extraña fue usado durante los ejercicios llamados Northern Lightning. Durante estas pruebas el CRJ de Northrop Grumman luciendo el radar AN/APG-83 Scalable Agile Beam Radar (SABR) del F-16.  Fue entonces que el CRJ-700 voló para demostrar la operatividad de los nuevos sistemas de guerra de la compañía. De acuerdo con el comunicado de Northrop Grumman, la prueba fue un éxito:

Volando en el banco de pruebas de la compañía, NGEW y SABR demostraron una interoperabilidad completa pulso a pulso y multifunción en un entorno operativo disputado. Con el SABR enfrentándose con éxito a múltiples objetivos aéreos y terrestres, el NGEW detectó e identificó una serie de amenazas avanzadas, empleando técnicas avanzadas de interferencia capaces de derrotar esas amenazas cuando fuera necesario.”

Este diferente modelo del CRJ-700 con su nariz extraña recuerda a otros aviones que han sido modificados en pro de la ciencia y experimentación. Uno de ellos es el Boeing 757 Catfish que sirvió para las pruebas del avión de combate F-22 Raptor. Otro ejemplo es el Vought V-173 apodado Flying Pancake; este último más que ayudar a probar sistemas de otros aviones, era un prototipo de aeronave para uso militar.

  • author's avatar

    Por: Ingrid Gil

    Sobrecargo de aviación. Licenciatura en Sociología en FCPyS, UNAM. He colaborado en proyectos de investigación en el ColMex y la UNAM.

  • author's avatar

RELACIONADO
La recomposición del mercado de aviones comerciales
Deja tu comentario.

También te podría gustar...

izmir escort
ataşehir escort
beylikdüzü escort