El pedido de Qatar Airways por el Boeing 737 MAX fue un “bluff”: Airbus

Tiempo de lectura: 2 minutos

En un capítulo más de la novela sobre la disputa legal entre Qatar Airways y Airbus por los problemas con el A350 XWB, la británica Reuters obtuvo acceso a documentos que demuestran que el pedido anunciado por la aerolínea qatarí por unidades del Boeing 737 MAX 10 fue un farol para presionar al fabricante aeronáutico europeo. El pedido en realidad era sólo una carta de intención (LOI) que ya venció, la compañía no completó la compra y él tampoco tiene validez legal. 

Desde hace más de un año ambas compañías se pelean en los tribunales por problemas con la pintura de las unidades A350 XWB; Qatar Airways alega que los problemas identificados afectan a la seguridad y, por tanto, se vio obligada a dejar en tierra buena parte de su flota, solicitando a Airbus, además de la reparación, una compensación económica. Airbus contesta, dice que el problema es solo estético y no compromete la seguridad, acusando a la compañía dirigida por Akbar Al Beker de querer aprovecharse de la situación.

Después de numerosos intercambios de pullas y diles públicos, Airbus decidió subir el tono contra Qatar Airways y canceló unilateralmente el contrato de venta de 50 aeronaves A321neo a la aerolínea qatarí, que impugnó la terminación en los tribunales, que sin embargo, ya ha decidido a favor del fabricante. En respuesta, poco tiempo después, Qatar Airways anunció un pedido de hasta cincuenta unidades del 737 MAX 10, el avión de pasillo único más grande de Boeing.

Resulta que en la demanda interpuesta por los problemas de pintura, Qatar Airways añadió más elementos, acusando a Airbus de querer perjudicarla con la cancelación del pedido del A321neo, diciendo que se vio obligada a recurrir a Boeing para no quedarse sin aviones de pasillo único. Airbus luego solicitó, en la corte, que Qatar Airways presentara documentos que probaran que, de hecho, había realizado la compra del Boeing 737 MAX; y la empresa se negó a entregarlos.

Con la justicia interviniendo en el caso, según los documentos obtenidos por Reuters, Qatar Airways finalmente declaró que no podía entregarlos porque nunca existieron, después de todo, el pedido anunciado era sólo una carta de intención (LOI) y no una orden de compra concreta. Y para colmo, la carta de intención ya había caducado, la aerolínea no completó la compra en el plazo legal del documento y por lo tanto, ya no tiene validez legal y no sirve como prueba contra Airbus. 

Es importante destacar que el Director Ejecutivo de Qatar Airways, Akbar Al Baker, enfatizó recientemente en entrevistas que los 737 MAX 10 encargados a principios de este año serían operados por una nueva subsidiaria de la aerolínea. Es decir, considerando que el pedido era sólo una carta de intención que ya ha caducado sin que la compañía haya mostrado realmente interés en realizar la compra, estaba mintiendo. Qatar Airways no se ha pronunciado al respecto. 

Según Reuters, citando fuentes cercanas a la batalla judicial, es probable que se comparta una versión editada del acuerdo entre Qatar Airways y Boeing con Airbus, clasificando la situación como otro intercambio de pullas y diles públicos, mientras el caso se dirige a juicio porque no hubo acuerdo entre ambas partes en disputa. No ha habido una confirmación independiente del estado legal del contrato y Boeing aún no se ha pronunciado al respecto.

  • author's avatar

    By: Erick Cerqueira

    Amante de la aviación desde el nacimiento, trillando caminos hacia vuelos más altos.

    Bachillerato en Relaciones Internacionales por la Federal University of Sergipe (UFS).

    En Instagram @ecfilho_ | erick.cerqueira@transponder1200.com

  • author's avatar

Deja tu comentario.